El mundo necesita iluminarse con el esplendor de Jesús en lo alto del monte

La fiesta de la Transfiguración del Señor es una invitación a cambiar la propia vida

0
192

El acontecimiento ocurrido en el monte Tabor donde Jesús cambió sus vestiduras, la aparición de dos personajes icónicos en el Antiguo Testamento y la presencia de sus amigos, debe exhortar a dejarse irradiar por Jesús y poder replicarlo.

Contemplar

Ante la actualidad compleja del mundo, urge que Cristo irradie su luz, por lo que el padre Eugenio Aldana, párroco de la comunidad El Salvador del Mundo, sostiene que “Con la oración se transfigura el corazón, lo va transformando, y dejándonos amar por Dios podemos amar a los demás”. Esta necesidad contemplativa que surge desde el acontecimiento del Tabor, invita a poder fortalecer nuestros momentos de oración, porque empezamos a adquirir la luz interior de Dios. Lo que Santiago, Pedro y Juan contemplaron, insta a la meditación activa, que nos lleve a generar cambios en la sociedad.

Transformador

Mucho más allá que un texto bíblico importante, la transfiguración del Señor debe generar una experiencia cercana con Jesús, así lo expone Juan Carlos Canales, feligrés de la parroquia San Maximiliano Kolbe. “Es un momento transformador y liberador para quien lo atraviesa. La intimidad con Dios, la justicia para el pueblo de Dios y el amor a la humanidad pueden preparar el terreno para estos encuentros divinos gratuitos”, expresó Canales. Cada II Domingo de Cuaresma y 6 de agosto, la Iglesia coloca especial énfasis en este momento ocurrido en el lugar del encuentro como una invitación a proclamar la luz de Cristo.

Parroquia El Salvador del Mundo

Esta comunidad parroquial encomendada al Divino Salvador y pastoreada por los Siervos de Jesús, está ubicada en la Colonia Cerro Grande de Tegucigalpa y celebra su fiesta patronal cada 06 de agosto. Hace un año, celebraron sus bodas de plata, arribando en 2022 a 26 años de caminar juntos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here