El matrimonio igualitario, el aborto y la ideología de género son “un ataque frontal a la familia”

No se debe confundir el respeto a los derechos humanos que merece toda persona sin importar su tendencia, con la imposición de pensamientos que van en detrimento de la sociedad

0
333

En el marco del Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia, diversos colectivos en Honduras, junto a varias organizaciones gubernamentales, aprovecharon para traer nuevamente a la palestra pública, el polémico tema de los denominados matrimonios “igualitarios”, el derecho al aborto y la implementación de la identidad de género. Amparados en la violencia que algunos miembros de estas organizaciones han tenido, se quiere retomar dichos tópicos que son un atentado en contra de la familia, la moral y la fe.

Propuestas

En el Congreso Nacional, corría por los pasillos el rumor que un diputado quería introducir la legalización del “matrimonio igualitario”, aunque luego esto fue desmentido en un comunicado oficial de la bancada del partido de Gobierno, manifestando que no está dentro de su agenda el tema, sin embargo, ya ha sonado en otras ocasiones. De igual forma, frente a la Corte Suprema de Justicia, grupos feministas presentan recursos de inconstitucionalidad para despenalizar el aborto y diversas secretarías del Poder Ejecutivo, abrazan políticas internacionales sobre la identidad de género.

Muchas de estas propuestas, pretenden ser ingresadas bajo las prerrogativas de una lucha para erradicar la violencia contra personas que tienen estas tendencias. Alice Shckelford, representante de las Naciones Unidas en Honduras, afirmó que “Tenemos un Gobierno más abierto a este tema, mucho más respetuoso de los Derechos Humanos”. José Carlos Cardona, secretario de Desarrollo Social, en la misma línea, enfatizó que todas las fobias sociales en el país, se reflejan en las víctimas del sistema. “El amor vencerá al odio” dijo. Por su parte, el abogado constitucionalista Luis Romero, que se muestra a favor de revisar la despenalización del aborto, manifestó que este es un tema muy sensible, que “Requiere bastante diálogo y mucho consenso entre la clase política del país”.

Trasfondo

Este tipo de discursos, leído entre líneas, tiene un trasfondo político y económico patrocinado en gran manera por organismos internacionales. El padre Javier Martínez, experto en moral, es claro al mencionar que, hay una intensión en América Latina con el sentido de ir rompiendo con lo natural, con lo que es estable, de manera especial con la familia y atentar contra el don de la vida. “Es una agenda que busca manipular la conciencia y, sobre todo, también que puede convertirse en una cortina de humo, en un distractor para no tocar los temas que son realmente fundamentales y que tienen que ver con el bien de toda la población”.

Este criterio lo comparte el sociólogo Armando Orellana, al afirmar que hay presiones por parte de estos grupos interesados que, en función del respeto a los derechos humanos, han tenido una opción un tanto diferenciada en cada uno de los casos de violaciones a estas garantías, pero la lectura que se puede hacer coincide en que, “Es un distractor frente a la crisis económica, también en los pocos avances en mejora de las condiciones de vida, sobre todo en la canasta básica y otros elementos, que podrían estar presentes”.

Familia

Partiendo de lo expresado en el numeral 2358 del Catecismo de la Iglesia Católica sobre las personas con tendencias homosexuales, la Iglesia enseña que: “Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta”. Es por ello, que se debe respetar los derechos humanos de toda persona, sin importar su inclinación. En este contexto, el padre Juan Antonio Hernández, formador en el Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa (SMNS), sostiene que el gran problema de estas posturas, es que “Hay un ataque frontal a la familia, porque es el primer paso, para tener una sociedad cohesionada, las cuales son difíciles de manipular políticamente”.

Amaro García, coordinador arquidiocesano de la Pastoral Familiar, señala que la tendencia sexual de una persona es algo muy personal, pero “Eso no implica un aspecto social, eso lo decide cualquier persona, por lo que no se debe imponer una inclinación sexual a la sociedad, como política estatal”. Por su parte, Roger Martínez, asesor educativo familiar, explica que es importante que en la familia se tengan ideas claras, es decir, en el caso de Honduras, constitucionalmente tenemos el derecho de elegir el tipo de educación que queremos para nuestros hijos. “El mayor problema que veo, es que a la familia se nos quiera imponer una manera de pensar, que afecta además la libertad de consciencia”, sostuvo Martínez.

RNP habilitará el cambio de nombre apersonas transgénico

El comisionado presidente del Registro Nacional de las Personas (RNP), Óscar Rivera, dio a conocer que se permitirá el cambio de nombres a las personas transexuales en cumplimiento a la condena emitida contra el Estado de Honduras por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por el caso de Vicky Hernández.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here