¿El hambre será otro de los efectos del COVID-19?

“Cuando los días son buenos mi ganancia es de 100 lempiras, pero hoy con esta enfermedad que estamos pasando, ni a 50 lempiras llego”, esa es la cruda realidad de Doña María García, una señora de 67 años que camina por más de 10 horas al día, para obtener algo dinero en su actual trabajo vendiendo jugos.

Y es que, en Honduras las cifras de desempleo cada día aumentan, y es normal mirar en las calles a los adultos, jóvenes, tercera edad hasta niños, vendiendo algún producto, pero hoy, para este sector de la población que sobrevive con menos de un dólar al día, como es el caso de doña María, la situación es más difícil.

“Nosotros, o morimos de hambre o del COVID-19, ya que ahora es poco lo que vendo, y solo me ajusta para un tiempo de comida”, agrega la longeva señora, mientras se toma el tiempo de sonreír aun relatando que ya pasaba del medio día y no había ingerido ni un poco de agua, porque no había vendido lo suficiente, ni para pagar su producto. Así como ella, se avizoran muchos casos más en el país a causa de la resquebrajada economía, la pérdida de empleos y el cierre de empresas.

“Pandemia del hambre”

Para el sociólogo Armando Orellana, este acontecimiento de salud, que afecta a gran parte del mundo, no solo está dejando gran cantidad de contagios, sino altas cifras de personas con hambre y este efecto se llama la “pandemia del hambre”.

Orellana, señala que esa pandemia, se puede observar ya en los principales bulevares del país, donde ese grupo de la población de escasos recursos se lanzó a pedir algo de alimento “este fenómeno aumentará y cada día saldrán más personas a las calles, porque no hay empleo y no les queda de otra más que pedir”.

Alternativa

El economista Rafael Núñez adiciona que, ante esta realidad de que habrá más pobreza, desempleo, hambre, y donde los núcleos familiares se están viendo afectados, lo primero que deben hacer es, unirse como familia y hacerle frente a esta realidad, reinventarse, buscar otras alternativas, agruparse si la pandemia los dejó sin empleo y formar algún negocio en sociedad, pero invertir de manera que se pueda salir todos adelante, dejar atrás un pasado y luchar por un presente, recomendó el economista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here