Doctora Sosa “Quise salvar más vidas, pero fue imposible y eso me marcó”

Honduras celebra el Mes de la Patria. Desde que entramos a la vida escolar, se nos enseña que el país cuenta con varios próceres y un solo héroe nacional que forman parte de nuestra historia, pero este año 2020, que estamos pasando un panorama difícil en especial en el área de la salud, ¿Por qué no agregar otros personajes y llamarlos “héroes de la pandemia” ?, nos referimos a los médicos como las personas que están enfrente de la lucha contra el coronavirus.  En esta ocasión, queremos destacar a la doctora Suyapa Sosa, quien es neumóloga y trabaja en el Hospital El Tórax.

Ella nos narra que llega a la rama de la medicina por casualidad, “No era mi sueño, de niña mi anhelo era ser antropóloga”, pero las palabras de mi mamá cambiaron mi decisión, pues me dijo: “Yo no puedo pagarte esa carrera, es de viajar y especializarse en el extranjero y no cuento con el dinero, me tocó entrar a la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, y esa fue la mejor decisión que pude tomar en mi vida”.

Esta hondureña de una estatura promedio que caracteriza a las catrachas, un color de piel trigueña, ojos negros y su cuerpo que refleja que mantiene una buena alimentación, es madre de tres hijos, y uno de ellos siguió sus pasos en la medicina. Sosa, detalla que nunca le ha gustado tener clínicas privadas, “soy muy regalona y no ajustaría ni para pagar el local, pero con lo que logro ganar en mi trabajo, ahorro y le he dado la educación a mis hijos”.

“Una pesadilla”

La especialista refleja un carácter fuerte, pero en los meses de junio y julio de este año, su expresión se mostraba débil “me tocó mirar gran cantidad de pacientes que no logré salvarles la vida, es difícil escuchar: ¡Sálveme doctora, quiero ver crecer a mis hijos, mis nietos! y yo sin poder hacer nada, esos meses están marcados en mi mente, han sido una verdadera pesadilla”.

La galena ha dado toda su vida, a sus pacientes, pero siempre ha tenido un espacio para no descuidar a su familia. Gabriela Sánchez es su hija mayor, quien vive en el extranjero, admira mucho a su madre y nos dijo: “Mi mami es mi mundo, mi gran ejemplo. Mi sueño es poder abrazarla y decirle: ¡Sos mi gran héroe, Dios te bendiga!”.

Son tantas virtudes que se pueden contar de la doctora Suyapa Sosa, ella se sacrifica para ayudar a como dé lugar a muchos enfermos, aunque le sea difícil. Así como detalla una frase, “los honores y los agradecimientos se dan en vida”, es por lo que, en este medio escrito de la familia de Suyapa Medios, reconocemos la labor de varios “Héroes de la pandemia” estos héroes sin capa que, sin titubeos, dan la vida por aquellos que los necesitan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here