“Dios pide que cristianicemos nuestra vida, que atendamos a su llamado”

El padre Rodolfo en su homilía de hoy jueves manifestó que hay comprender la parábola que tenemos que entender que el rey es Dios, que el hijo es Jesús que los primeros criados que estaban para invitar a la gente fueron los primeros profetas del pueblo de Israel, y los que no escucharon el primer llamado fueron el mismo pueblo de Israel, el mismo pueblo judío.

Los segundos criados que se envían son los cristianos, que a muchos de los primeros cristianos, no solo les hicieron caso, si no que los asesinaron, los primeros mártires, los terceros criados que fueron a traer a los que estaban fuera del camino, eran más cristianos, pero esta vez fueron a pueblos paganos fuera de Israel.

“El pueblo de Israel no aceptó la invitación al banquete de bodas del Hijo y vean porque no aceptan la invitación la segunda vez, uno se fue a su campo, otro se fue a su negocio y los demás fueron los que mataron a los criados”.

Pareciera que se van hacer cosas buenas sostuvo,” uno se va a su campo, otro se va a su negocio, pareciera que muchas veces no viniéramos a la iglesia, porque tenemos que ir al banco, porque tenemos que ir hacer las compras del súper porque tenemos que hacer el aseo del hogar y hay excusas que parecen  buenas,  y  es que  así es el enemigo, nos hace pensar que dejamos de ir a la Iglesia por hacer actividades necesarias y más importantes para  nuestra vida.

El padre Rodolfo nos hace la pregunta ¿Qué lugar tiene Dios en nuestras vidas?, a que le doy más importancia yo, a Dios o al oficio de la casa, a Dios o a las compras de la casa, a Dios o a las vueltas del banco y no se te está diciendo que no hagas todo eso,¿ Cuales son las prioridades en tu vida?, cual es el primer mandamiento o como lo resume el Señor, en dos mandamientos  amaras al Señor tu Dios con todo tu corazón y al prójimo como a ti mismo.

A todos los que llama el Señor eran personas ocupadas manifestó, a ningún desocupado todos estaban trabajando, Moisés estaba con el rebaño, Gedeón estaba con el ganado y así cada uno de los que fueron llamados estaban en su trabajo, el Señor no llama gente desocupada, el Señor no nos pide que seamos desocupados, pide que cristianicemos nuestra vida, que atendamos a su llamado.

Y con el traje de fiesta, recalcó  hay que entender todo el contexto del Evangelio de Mateo y recordemos  como inicia, “volvió Jesús a hablar en parábolas a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo, después de que lo habían retado y todo el Evangelio  de mateo ha tenido disputas con los fariseos y los ancianos del pueblo y Jesús siempre dice: “si su actuar no es mejor o mayor al de los fariseos en nada están”.

Entonces ese vestido, señaló “no es un vestido literalmente físico, si no lo que se va refiriéndose el Señor en Mateo siete, por su frutos los reconocerán y recuerdan cuales eran los frutos, amor, bondad, paz y mansedumbre, no son años de servicio, no son grupos en los que estamos, no son cargos dentro de la Iglesia” concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here