Conozca las fatales consecuencias de gritarle a los hijos

Estrés postraumático, depresión, inseguridad, timidez, son algunos de los problemas de salud mental que pueden causar los padres a su descendencia

Los adultos, cuando eligen empezar el viaje de la paternidad, deben de asumir la responsabilidad de criar niños emocionalmente sanos. La salud física es necesaria para funcionar adecuadamente en el día a día, pero la salud mental no es menos importante. Esta última se descuida mucho en los infantes de un hogar, pero, ¿Se ha puesto a pensar que usted papá o mamá pueden ser los culpables de que sus hijos sufran de problemas psicológicos que incluso pueden llegar a convertirse en traumas?

Realidad

La Psicóloga Kimberly Villatoro, expresa que la salud mental de los hijos depende del estado emocional de los padres. “Si un padre está herido emocionalmente, siente dolor, tristeza, abandono y resentimiento, eso será transmitido a sus vástagos” expuso. Villatoro reitera que, en muchas ocasiones, es una cadena donde los padres repiten lo que vivieron ellos en su infancia. “Si crecieron en gritos, eso transmitirán, si no les daban el voto de confianza en su niñez, ellos igual desconfiarán de sus propios hijos” señaló.

Traumas

La especialista explica que un mal trato o una expresión mal dicha, pueden ser una forma en la que los padres desencadenen diferentes problemas emocionales en los hijos y entre ellos están: trastornos alimenticios, déficit de atención, estrés postraumático, autoestima baja, comportamientos antisociales, depresión, malas conductas, inseguridad y dificultades en el aprendizaje.

Recomendaciones

Francia Varela, psicóloga y especialista en atenciones de adolescentes, adiciona que la realidad del confinamiento que se está viviendo a causa del COVID-19, ha sido un detonante para para que muchos padres de familias vivan estresados y trasmitan ese estrés a sus hijos, por lo que recomienda que antes de hablar o llamarles la atención, deben de respirar, analizar que se les va decir y aprender a valorarlos. “Hay que darles la oportunidad de que se expresen, nunca callarlos, aunque sean culpables de algo, ya que eso le va creando resentimiento e incluso caer en depresión” agregó Varela.

1 Aceptar

La psicóloga Kimberly Villatoro aconseja que la mejor manera de ayudarle a los niños que sufren de un problema de salud mental, es aceptar que, como papás, tenemos un problema y que lo estamos transmitiendo a los hijos.

2 Respeto

Respetar el comportamiento de los hijos, de acuerdo con la edad, practicar la empatía en todo momento, no regirse por reglas que estén escritas en piedra, nunca compararlos con otros niños, ya sea porque sean más inteligentes o no, cada uno tiene su personalidad e inteligencia.

3 Experto

La mejor manera de ayudarle a un niño que sufre de un trastorno mental, es identificar el problema y buscar ayuda con un especialista, pero asistir a terapia tanto los padres como los hijos y nunca echarle la culpa solo a los retoños ya que es trabajo de terapia en equipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here