Combatir el VIH-SIDA desde la perspectiva católica: Programa DREAM

0
48

En 2019, durante su viaje a Mozambique, el Papa Francisco visitó un Hospital, donde el programa DREAM proporciona asistencia sanitaria gratuita contra el SIDA. Una enfermedad que afecta al 23% de la población en Maputo. 

El 6 de septiembre de 2019 el Papa Francisco Manifestó  “Este centro nos muestra que siempre hay personas dispuestas a detenerse y mostrar compasión, que no ceden a la tentación de decir: “No hay nada que hacer” o “Es imposible combatir este flagelo”. En cambio, se han puesto a buscar soluciones”.

El programa DREAM nació en 2002 y está dirigido por la Comunidad de Sant’Egidio. Ofrece tratamiento antirretroviral a quienes no pueden pagarlo o tienen dificultades de transporte. DREAM ha hecho posible en el nacimiento de 130.000 niños sanos en África, hijos de personas con el virus.

El programa ofrece un nuevo modelo de Sanidad Pública basado en la educación sanitaria y la participación de los beneficiados para generar una nueva cultura: el sida ya no es una condena a muerte y se puede tratar. Mientras tanto, los pacientes toman conciencia de que el tratamiento es gratuito y es un derecho.

La Coordinadora General, Programa DREAM Paola Germano sostuvo “Cuando se pensaba que en África era imposible hacer la terapia antirretroviral, como se hacía en otros países, por diversas razones, prejuicios, razones culturales, etc… demostramos que esto no era cierto y empezamos a luchar para introducirla de forma gratuita. Estas poblaciones no habrían tenido acceso a la terapia antirretroviral por sus precios”.

Más de un año después de la visita del Papa y con una pandemia que no ve extractos sociales el principal desafío sigue siendo luchar para garantizar el acceso universal a medicamentos, en especial en las zonas rurales.

Paola Germano manifestó que el  “El VIH fue y es una pandemia, el COVID19 es una pandemia y tendremos más pandemias en el futuro. Seguir trabajando para poner en marcha programas como el de la Comunidad de Sant’Egidio, que crea nuevas estructuras y cultura sanitaria en países en riesgo, es dar a todos la oportunidad de no estar desprevenidos”.

Actualmente el programa está presente en 10 países con 50 centros DREAM activos y 28 laboratorios clínicos. Han beneficiado a millones de personas y ofrecen cursos de formación sanitaria en zonas remotas que no se cansan de luchar para hacer del acceso pleno a la salud una realidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here