Celebramos a San Genaro, el santo de la “sangre licuada”

0
137

Cada 19 de septiembre la Iglesia celebra la fiesta de San Genaro, mártir (Nápoles, 21 de abril de 272 – Pozzuoli, 19 de septiembre de 305), fue un obispo venerado como santo mártir por las Iglesia católica. Es el patrono principal de la ciudad de Nápoles. La sangre de este santo es preservada por siglos en un relicario, y se licua todos los años en determinadas fechas.

Durante la persecución de Diocleciano contra los cristianos, fue hecho prisionero junto a un grupo de compañeros, y sometido a terribles torturas. San Genaro y sus amigos se negaron a renegar de la fe a pesar de los maltratos, por lo que fueron condenados a muerte. Primero se les intentó quemar vivos en el horno; luego, se les arrojó a las fieras, los leones sólo rugieron y no se les acercaron, pero en ambos casos todos salieron ilesos. Entonces, se decidió que fuesen decapitados cerca de Pozzuoli. Allí, los hombres fueron ajusticiados y sus restos enterrados.

Oración a San Genaro

Dios Todopoderoso, que suscitas en tu Iglesia, pastores santos que defiendan, con valentía el nombre de tu unigénito Jesucristo. Te pedimos que, a ejemplo de San Genaro, sepamos dar testimonio de nuestra fe en todo momento, aún a riesgo de nuestra propia vida. Te lo pedimos por Jesucristo, Nuestro Señor. Amén.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here