En la Eucaristía de la décimo séptima semana del tiempo ordinario, el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez enfatizó sobre el valor de la sabiduría e hizo una profunda reflexión sobre el Reino de Dios, refiriéndose en las lecturas del Evangelio.

Quién encuentra un tesoro, subraya el Evangelio se llena de alegría y ante esto, el Arzobispo de Tegucigalpa expresó que «Nuestro mundo anda muy escaso de alegría; incluso cuando multiplica las formas de diversión, su risa tiene el sonido estridente denota el vacío interior y, a veces, de la desesperanza». Es importante afirmó que tengamos presente que «Solo Jesús aporta la verdadera alegría porque Él es la Fuente de la alegría en nosotros»

Cómo encontrar a Jesús

Una de las interrogantes que planteó y que el mismo dio respuesta en la homilía dominical es ¿Cómo encontrar a Jesús? por lo que dijo que «Lo encontramos en su Palabra, lo encontramos en la comunidad, lo encontramos en el Pan de Vida, lo encontramos en las hermanas y hermanos que sufren, en el pobre, en el necesitado, todo esto son caminos de encuentro con Él».

Una de las mayores dificultades para encontrar a Jesús es una escala de valores trastocada, señala y afirma que  «lo que se busca son las cosas materiales, el dinero, aunque sea mal habido y se piensa que con eso van a ser más felices, con eso solo queda un gran vacío en el corazón, alienación, insatisfacción», eso provoca en el ser humano una «crisis muy grave , una crisis al centro de la vida misma, es lamentable darnos cuenta que tantas personas, tras la fachada y la apariencia, no saben porque ni para que viven, ya nos lo advertía el Evangelio, de que le sirve al ser humano, ganar todo este mundo si al final pierde su vida, pierde el sentido de la vida. De que sirve acumular cosas que allí se quedan, de que sirve acumular dineros mal habidos que después se pierden, de que sirve actuar con doblez, con falta de transparencia, con falta de sinceridad, tarde o temprano esas cosas se descubren y allí si, allí queda».

Sabiduría

Otro de los aspectos que destacó en su mensaje es la sabiduría, «Esta crisis que vive nuestro mundo nos debe hacer pensar, la primera lectura de hoy, una oración preciosa de un joven que quiere reinar, que quiere gobernar el pueblo, pero quiere gobernar con sabiduría, por eso pide ese don al Señor y el Señor se lo concede. Padres de familia, dirigentes de comunidad, políticos nuestros, cuántos piden al Señor el don de la sabiduría, para ser buenos educadores de sus hijos, para ser buenos gobernantes, para ser buenos legisladores, se guían por la sabiduría que viene de Dios o por intereses inconfesables que no soportan la luz de la verdad» dijo

Pandemia

Al referirse a la actual crisis sanitaria que vive el mundo entero y Honduras, por la pandemia del COVID 19, dijo que «La Palabra nos hace reflexionar, porque precisamente esta epidemia tan cruel que está azotando nuestro país y que está llevándose tantas vidas, que bien nos hace, recordar el salmo que nos dice enséñanos a calcular nuestros años y toda nuestra vida será alegría y júbilo. No perder el tiempo acumulando cosas que allí se quedan, acumulando riquezas mal habidas provenientes del crimen, de la extorsión, de la muerte, del tráfico de estupefacientes o del tráfico de personas, de qué sirve todo eso si llega el momento en que se dice hasta aquí, enséñanos a calcular nuestros años y toda nuestra vida será alegría y júbilo. Nada tiene el precio de una conciencia limpia y en paz. Se podrán comprar cosas, se podrá defraudar y acumular riquezas mal habidas, pero tarde o temprano, allí está la consciencia y nos dice no te es lícito. Entonces, que importante es la oración de Salomón, dame la sabiduría asistente de tu trono».

Abuelitos

El Cardenal Rodríguez tuvo una especial mención por los abuelitos, ya que este día se conmemora a San Joaquín y Santa Ana, abuelos de Jesús. Citando la segunda lectura de San Pablo, dijo que «Los que aman a Dios, todo colabora para el bien, yo quiero hoy agradecer especialmente a los abuelitos y abuelitas, cuánto, miles y miles de niños y niñas viven dando gracias a un abuelito, a una abuelita que son los que le enseñaron a Jesús, los que le enseñaron a Dios y como tenemos que agradecerle, sobre todo por el don de la sabiduría, que han sabido y continúan, ahora en estos tiempos, enseñando con el ejemplo y con el testimonio y hoy de manera especial, darle también gracias a la Cáritas de todo el país, especialmente a la Cáritas de Suyapa, porque en medio de la pandemia, no ha faltado esa mano generosa que sabe ayudar para que haya comunión cristiana de bienes y que nadie se quede sin algún gesto de amor para seguir adelante».

Invitación final

Para concluir señaló que «Este período de prueba de esta enfermedad, tiene que motivar en nosotros un mayor deseo de buscar la sabiduría, de pedir la sabiduría y darle una nueva orientación a la vida, que no se llegue al final y tengamos la tristeza  de unas manos vacías al presentarlos ante el creador. Sino al contrario, que podamos prodigarnos en amar y servir, en hacer el bien, para que así podamos decir, yo he encontrado la perla preciosa, yo vivo una vida llena de sentido, aunque este vacía de cosas, porque esta llena de amor y de servicio».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here