Posterior al Ángelus, el Papa Francisco se ha referido nuevamente al conflicto bélico que se vive entre Ucrania y Rusia, del cual ha pasado ya un mes. El Papa reiteró su llamado a la paz y el cese de la guerra. Dijo que “Desde el inicio de esta guerra cruel e insensata que, como toda guerra, representa una derrota para todos, para todos nosotros. Hay necesidad de repudiar la guerra, lugar de muerte donde los padres y las madres entierran a los hijos, donde los hombres asesinan a sus hermanos sin ni siquiera haberles visto, donde los poderosos deciden y los pobres mueren”.

Enfatizó que “La guerra no devasta solo el presente, sino también el futuro de una sociedad. He leído que desde el inicio de la agresión a Ucrania un niño de cada dos se ha desplazado del país. Esto quiere decir destruir el futuro, provocar traumas dramáticos en los pequeños e inocentes entre nosotros. Esta es la bestialidad de la guerra, ¡acto bárbaro y sacrílego!”

La guerra no puede ser algo inevitable sostuvo el Papa, que invitó a “¡no debemos acostumbrarnos a la guerra! Más bien debemos convertir la indignación de hoy en el compromiso de mañana”. Advirtió que, si de esta situación salimos como antes, de alguna manera todos seremos culpables. “Frente al periodo de autodestruirse, la humanidad comprenda que ha llegado el momento de abolir la guerra, de cancelarla de la historia del hombre antes de que sea ella quien cancele al hombre de la historia”.

El Papa fue enérgico en su llamado y pastor universal de las almas detalló que “¡Rezo para que todo responsable político reflexione sobre esto, se comprometan con esto! Y, mirando a la atormentada Ucrania, entender que cada día de guerra empeora la situación para todos”. El Pontífice renovó su llamamiento: ¡basta, que se detengan, callen las armas, se trate seriamente para la paz!”

Pidió que “Recemos de nuevo, sin cansarnos, a la Reina de la paz, a la cual hemos consagrado la humanidad, en particular Rusia y Ucrania, con una participación grande e intensa, por la que doy las gracias a todos vosotros. Rezamos juntos. Dios te salve María…Precisamente hace dos años, en esta plaza, elevamos la súplica por el final de la pandemia. Hoy lo hemos hecho por el final de la guerra en Ucrania”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here