Aprenda a fomentar la caridad en los hijos durante la Cuaresma

El tiempo de Cuaresma es por excelencia de conversión, en donde se nos pide volver los ojos a Dios y hacia él prójimo, pero para seguir esas peticiones, la única manera es practicar las obras de caridad que están descritas en el capítulo 25 de San Mateo: “Porque tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed y me disteis de beber; fui huésped y me recogisteis”.

Pero seguir esas indicaciones, puede resultar no tan fácil cumplirlas, más en esta época donde hay que mantener distancia por la emergencia de salud que se vive a nivel mundial y que nos impide tener ese contacto con la gente, pero es la familia la que debe buscar la manera de como seguir esa petición del Señor.

Monseñor Darwin Andino, Obispo de la Diócesis de Santa Rosa de Copán manifiesta que “Hoy, la mejor manera de aprender y practicar la caridad, es atender a los enfermos de COVID-19” además agregó “se puede llamar vía teléfono a un conocido que está enfermo, darle un mensaje de aliento, no discriminar al vecino y no ser indiferentes. Si los papás lo hacen, sus hijos lo imitarán.”

Caridad Marisol Flores, miembro de las Obras Misionales Pontificias, manifiesta, que es importante fomentar la caridad en los jóvenes y niños “Lo primero es recordarles esos 40 días de Jesús en el desierto, hacerles conciencia que significa esta época y que estamos invitados a compartir, hay que inculcar el desprenderse de algo y darlo con voluntad”.

Ana Lanza, Animadora de Infancia Misionera, agrega que, en los niños la manera de enseñarles es ayunar juntos en familia y decirles que hoy muchas familias no tienen comida. Otra forma es que ayuden en los quehaceres de la casa, o sembrar un huerto y luego regalar los frutos cosechados, pero no hay que olvidar que los padres deben dar el ejemplo.

De interés: 20 prácticas para que los niños vivan la Cuaresma

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here