Acciones concretas para vivir el Año de la Familia desde casa

Este tiempo de confinamiento es un momento propicio para acrecentar la fe en el núcleo del hogar

Tras cumplirse cinco años de la publicación de la exhortación apostólica Amoris Laetitia sobre la belleza y el amor familiar, el Papa Francisco proclamó un año consagrado a la familia. Sin olvidarse de la realidad nacional, surgen cuestionamientos sobre cómo vivir este tiempo especial de gracia, cuando se continúa en confinamiento por el aumento de casos por COVID-19.

Inspiración El Padre Josué Dany Hernández, encargado de la Pastoral Familiar de la Diócesis de San Pedro Sula, considera oportuno que las familias pongan su mirada en la celebración de la Vigilia Pascual, la que está conformada normalmente por cuatro partes. Esto podría iluminar a las familias para vivir este año de gracia. Teniendo en cuenta que la primera parte de esta vigilia se recuerda la luz, el presbítero afirma que “Estamos llamados a ser hijos de la luz. Debemos vivir nuestra fe en familia, precisamente colaborando unos con otros, ayudándonos, buscando llevar la luz de la fe en el núcleo principal y a todos los que nos rodean”.

Al poner la mirada en la segunda parte, el sacerdote enfatiza que en este Año de la Familia “la Palabra de Dios nos alimenta y nos fortalece, por lo tanto, el ejercicio de la Lectio Divina puede ser un momento familiar importante que puede ayudar muchísimo”. Dignidad Siguiendo esta espiritualidad que propone el Padre Josué Dany, al pensar en la tercera etapa de la vigilia, el llamado que realiza es recordar “nuestra dignidad de bautizados y de familia cristiana, es decir, evitar todo aquello que nos mancha, que nos ensucia, que nos quita la limpieza que hemos recibido”.

La última etapa, es alrededor de la mesa, la Eucaristía, “la familia cristiana se fortalece, los que puedan vayan a la Eucaristía, y si se dificulta por la situación sanitaria, los invito a participar a través de los Medios de Comunicación” dijo. Acciones Entre otras de las propuestas que se pueden realizar para vivir en familia este año, es dedicar tiempo a la convivencia en el hogar. Amaro García, coordinador arquidiocesano de la Pastoral Familiar, aconseja que “Este es un tiempo para tener la oportunidad de fortalecer la educación de los hijos, específicamente en la formación ética”. El año pasado, ha dejado la experiencia en varias familias que confiesan que se están conociendo después de convivir toda una vida. García también propone que “es un momento oportuno para estar pendientes de la crisis que está afectando a muchas familias que no han comprendido esas palabras tan hermosas: vivir en unidad”.

Lastimosamente, el confinamiento en algunos hogares ha provocado golpes y separaciones, porque en muchas ocasiones se están conociendo hasta ahora. Otra de las cosas que enfatiza Amoris Laetitia, es el amor en el matrimonio. “A veces solo hablamos del amor cuando somos novios, que nos vamos a casar y estamos completamente enamorados. Eso es algo que debemos tomar en cuenta como pareja” dijo García.

1 Matrimonios

En este año se debe potenciar la pastoral de acompañamiento de los matrimonios con encuentros de profundización y momentos de espiritualidad y oración dedicados a ellos para adquirir conciencia del don y de la gracia del sacramento nupcial.

2 Abuelos

Se debe desarrollar una pastoral de las personas mayores que ayude a superar la cultura del descarte y la indiferencia así como promover propuestas en relación con las diferentes edades de la vida, haciendo que las personas mayores sean también protagonistas de la pastoral comunitaria.

3 Estudio

Es importante organizar grupos en las parroquias y comunidades para reuniones de profundización sobre “Amoris Laetitia”, con el fin de sensibilizar sobre las oportunidades pastorales concretas que se presentan en las distintas comunidades eclesiales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here