Abren causa de beatificación de Fray Modestino, hijo espiritual de Padre Pío

Se trata del comienzo de la fase diocesana en la que los miembros del tribunal y de la comisión histórica estudiarán la vida y las virtudes heroicas del fraile capuchino Modestino.

Por este motivo, se llevó a cabo una solemne Eucaristía presidida por el arzobispo de Manfredonia Vieste, San Giovanni Rotondo, Monseñor Franco Moscone.

Al inicio de la Misa, el ministro provincial de los frailes menores capuchinos de San Giovanni Rotondo, fray Maurizio Placentino, saludó a los presentes y destacó que fray Modestino fue “un fraile menor capuchino humilde y simple”.

“Pasó su vida en un compromiso ejemplar en nuestra fraternidad provincial, en las diversas tareas que le fueron encomendadas, pero, sobre todo, como testigo directo de la santidad de San Pío. Del Padre Pío, fray Modestino ciertamente tomó la generosidad de la escucha y el compromiso constante de orar por sus hermanos”, indicó.

Además, el ministro provincial expresó “la alegría de toda la fraternidad, en la esperanza que la Iglesia incluya a fray Modestino en el registro de los santos”. “Hoy queremos recordarnos que también hay un contagio bueno y bello que es el de la santidad. San Pío nos recordó que la santidad es contagiosa y queremos contagiarnos de esta santidad”, afirmó fray Maurizio.

Por su parte, Monseñor Franco Moscone, destacó en la homilía que “la santidad es bella y es alegre” y añadió que “nos encontramos con al menos dos, San Pío y su hijo espiritual, su conciudadano de Pietrelcina que de alguna manera lo reemplazó aquí en San Giovanni Rotondo en el mismo lugar después de su muerte”.

Asimismo, Monseñor Franco recordó las labores que fray Modestino realizó durante su vida: religioso mendicante, sacristán, ayudante en cocina y portero y añadió que “entre las cuatro imágenes la más bella quizá es la de portero vivida aquí en San Giovanni Rotondo, acogiendo a los hermanos y hermanas en la puerta del convento en busca de una palabra de consuelo.

“¡Cuántas veces la ha abierto y cerrado, saludando a los peregrinos!” expresó Monseñor Franco que añadió que “al abrir esa puerta se abrió el Corazón de Cristo. La misión de fray Modestino es la del portero del Señor”.

Dos de las frases de fray Modestino, “Las personas vienen a confiarme sus penas, sus problemas. Escucho y después digo lo que me sugiere el Padre Pío”.

“Yo rezo, tengo fe, quiero a Jesús, el resto lo hace el Padre Pío. Cuando hablo, pienso en él, es él quien me sugiere las respuestas, y deben ser respuestas correctas porque la gente se conmueve, llora, cambia vida, va a confesarse”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here