A seis meses de la pandemia, Honduras no ve una baja considerable en contagios

Desde el 11 de marzo, que se confirmaron los dos primeros casos de Covid 19 en Honduras, el comportamiento la enfermedad se ha desarrollado de forma progresiva.

Honduras ha experimentado los embates de la pandemia desde su inició en marzo cuando se reportaba que dos mujeres eran los primeros casos de Covid-19, una enfermedad que se creía que solo afectaría a las personas de la tercera edad y que hasta este mes de septiembre, se ha demostrado que esas teorías no han sido ciertas del todo.

Baja: En junio y julio, hubo un desborde en los centros hospitalarios, ahora las salas de emergencia lucen vacías.

A pesar de esto, los datos que se manejan hasta la fecha son alentadores, en comparación a la proyección que un mes antes de la llegada de la pandemia había pronosticado la Organización Panamericana de la Salud (OPS), por lo que había sucedido en Wuhan, China. “La población de la  asiática ciudad es muy similar a la de Honduras, y en dos meses  ya reportaba más de 57 mil contagios, por lo que pensamos que aquí sería lo mismo pero no se ha dado así” según lo especificó Piedad Huerta, representante de la institución médica en nuestro país.

Estadísticas

A seis meses de la presencia del virus en el país, las estadísticas revelan que hasta el pasado 31 de agosto hay un acumulado de más de 60 mil casos positivos diagnosticados por pruebas PCR, además se ha llegado a sobrepasar el número de fallecidos en más de 2 mil; de esta proyección, un buen porcentaje ha requerido hospitalización, siendo los meses de julio y junio los más críticos, según la titular de Salud, Alba Consuelo Flores.

Ante el colapso en el sistema sanitario, debido a la afluencia de personas en busca de asistencia médica, especialistas en salud orientaron al gobierno de la república para el abordaje de la enfermedad en la primera fase. Desde el comité de vigilancia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), se da un seguimiento al comportamiento de la pandemia a nivel nacional, revelando que la tasa de positividad sigue siendo alta como lo confirma Dilcia Sauceda, miembro de esta comisión. “A pesar de la baja en algunos datos, la población no debe de bajar la guardia” advirtió Sauceda

Zonas rurales

En los últimos días se observa que la transmisión comunitaria se expande aceleradamente en otros departamentos y es aquí donde se necesita mayor compromiso de todos los entes para evitar un desborde de la enfermedad, indicó el doctor Mario Mejía, de la unidad de epidemiología del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here