“Toda mi vocación, toda mi ciencia y sabiduría viene de Dios”

Estas palabras son del doctor Alfredo Pineda, un abnegado médico que pone su servicio en favor de la Iglesia

La Arquidiócesis de Tegucigalpa honra este 29 de septiembre a una persona, que, a través de su vocación, presta un servicio desinteresado a la Iglesia desde hace más de 26 años, hablamos del doctor Alfredo Pineda, un galeno que, a través de la ciencia, se encarga de sostener la salud de los jóvenes seminaristas y los sacerdotes. Un médico que, en este tiempo de pandemia, está en primera línea de combate contra el COVID-19 y que, en su persona, la Iglesia también quiere honrar la labor de todos los nuevos héroes de la patria.

Vocación

El médico señala que, es “Dios es el que nos da la sabiduría, nos da la capacidad para poder atender y esa sabiduría nos da hambre de aprender cada día más y de poner nuestro servicio a los pacientes”. Él recuerda que, gracias a la presencia de los padres Eudistas en la casa de formación sacerdotal y la amistad que les unía a ellos, llega al Seminario para atender a los seminaristas. “Yo les dije que sí, con todo gusto y desde ese entonces, con muy raras excepciones, he atendido al Seminario desde 1994 hasta la fecha, todos los sábados dándole atención a los seminaristas”, dijo.

“Su fraternidad consiste en gran medida en la cercanía con Jesús, es el ejemplo que él nos ha mostrado, así como el maestro que curaba, también él se ha dedicado a sanar el cuerpo de nosotros”. Jonny Murillo, seminarista.
Paternidad

El doctor Pineda señala que, junto a su esposa, tienen a los sacerdotes «como hijos predilectos para nosotros, el tiempo que le dedicamos a los sacerdotes, tanto ella como yo, es compartido y nos lo impulsamos para dar un mejor servicio». Jonny Murillo, seminarista de la Arquidiócesis de Tegucigalpa, señala que el ejemplo, la cercanía y confianza que les brinda el doctor Pineda, “nos recuerda que la vocación a la santidad, no solo se vive desde una vocación consagrada, nos recuerda que se puede ser santo aún en lo ordinario, aún en lo cotidiano de la vida”. Por su parte, el Presbítero Avilio Zambrano señaló que su colaboración se extiende más allá del Seminario, “Ya ordenado, muchas veces le he llamado para pedirle alguna consulta, consejo o medicamento y siempre está atento allí para ayudarnos”, dijo.

Uno ya lo ve como un papá, como un gran amigo en quién puede confiar, en acercarse y pedirle consejo, él siempre está allí dispuesto, es una persona de experiencia que tiene mucho que dar”. Padre Avilio Zambrano.
CLAVES

1 Servicio Durante más de 26 años, ha prestado su servicio de manera gratuita por todos los seminaristas y sacerdotes que buscan su atención. Siempre está dispuesto a ayudarles y su casa, siempre tiene las puertas abiertas para ellos.

2 Pasión Es un apasionado del fútbol, desde muy pequeño es seguidor del Club Olimpia y hoy forma parte del cuerpo médico de esta institución. Combina esta pasión, con la medicina y la fe, que son sus pilares fundamentales.

3 Premio El doctor Alfredo Mejía es uno de los galardonados en la Tercera Edición de la Orden de Miguel Arcángel, que según comenta, el Cardenal le dijo: “Este premio suyo es por votación unánime de los sacerdotes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here