Santo Tomás Moro, un político de altura y honestidad

0
27

“El hombre no se puede separar de Dios, Ni la política de la moral”, Tomás Moro, de esta manera este político de altura y honestidad definía la carrera que en la actualidad es mal ejecutada y desarrollada, lo que es señalada por las grandes masas sociales.

Su obra más relevante como pensador político fue su libro  Utopía. En el criticó el orden político y social establecido, bajo la fórmula de imaginar una comunidad perfecta; su modelo está caracterizado por la igualdad social, la fe religiosa, la tolerancia y el imperio de la Ley, combinando la democracia en las unidades de base con la obediencia general a la planificación racional del gobierno.

Por lo que se convirtió en una de las figuras políticas con mayor credibilidad y atractiva del siglo XVI, convirtiéndose en una de las voces con mayor influencia.

Una de las principales lecciones de este Santo, para ser un mejor político, la encontramos en su libro UTOPÍA, en 1,516 donde plantea la posibilidad de crear un estado justo en la que todos sus habitantes  alcanzan la felicidad, por la organización del Estado, que creen que es la mejor y única forma de gobernar honestamente.

En Tomás Moro podemos  encontrar un ejemplo de vida, un político honesto, por su afán de servir, veía la política como su modo de servir a Dios: su vocación, lo que se convierte en otra de sus importantes lecciones, para el desarrollo de la política.

El buen saber político tiene una forma y un tiempo que resulta indispensable cuidar, también era muy importante para este hombre, que la historia lo reconoce como una figura honesta en favor de la mayoría, contrario a las clases políticas de hoy en día en donde los intereses son muy particulares.

Entre sus frases, podemos resaltar;

“El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral”. Ésta es la luz que iluminó su conciencia.

“Pues yo pienso todo lo contrario. Jamás será posible el bienestar allá donde todos los bienes sean comunes”.

“De todo lo que sirve para la adquisición de bienes, nada es superior a la agricultura, nada es más fecundo, ni más agradable, ni más digno de un hombre libre”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here