“Santa Teresa de Calcuta dio siempre testimonio de servir a Cristo”

El  5 de septiembre, celebramos la fiesta de Santa Teresa de Calcuta, canonizada hace tres años por el Papa Francisco en una Misa celebrada en la Plaza de San Pedro, a la cual asistieron unas 120 mil personas.

El Padre Eduard Armesto Vargas, párroco de la comunidad de Montes de Sinaí ofició la Eucaristía en presencia de las Hermanas Misioneras  de la Caridad que tienen presencia en esta comunidad y de algunos laicos tomando en cuenta las recomendaciones de bioseguridad, debido a la pandemia.

El presbítero hizo una remembranza de la santa albanesa que murió hace 22 años, el 5 de septiembre de 1997 en Calcuta. India, a los 87 años de edad a causa de un paro cardiaco.

Santa Teresa de Calcuta dio siempre testimonio de servir a Cristo en los “más pobres entre los pobres”, enseñando que la mayor pobreza no estaba en los barrios humildes de Calcuta, sino en los lugares donde muchas veces falta el amor o en las sociedades el aborto resaltó.

Colocó toda su confianza en Dios, ella era profesora adquirió conocimientos de primeros auxilios, enfermería, a petición del arzobispo hizo un recuento de todo y ella dice, Dios decía que yo sea  una religiosa solitaria cargada con la pobreza de la cruz.

 Escribio en un borrador las reglas de la nueva comunidad las constituciones que fue aceptada por Roma con  los tres votos Castidad, pobreza y obediencia y un cuarto voto en las Misioneras de la Caridad, el servicio gratuito y de todo corazón a los pobres más pobres y ese voto vivido atrajo a muchos seguidores llamó la atención de creyentes y no creyente.

¿Cómo podemos poner en acción el amor que sentimos por Dios? se preguntó el sacerdote siendo fieles a nuestras familias, a los seres que Dios nos ha confiado en cualquier situación en que nos encontremos, no nos debemos preocupar por cuanto hacemos, sino por cuanto amor en lo que hacemos estamos llamados a la santidad y como yo soy santo a través de la cotidianidad haciendo las cosas con amor y no para que me vean.

“Siendo buen esposo, buena esposa en mis quehaceres diarios, el amor intenso no se mide se da, de allí que todos los actos de amor son actos de paz además dice Madre Teresa “Dios cuida de sus criaturas” pero Dios lo hace a través de los hombres”.

Recuerda las palabras de Madre Teresa cuando expresaba que si alguna persona muere de hambre, muere olvidada, de alguna pena moral, no es que Dios no lo haya cuidado, es que nosotros no hicimos nada para ayudarla no fuimos instrumentos de su amor, no supimos reconocer a Cristo en ese hombre desamparado, de ese niño abandonado la ausencia de caridad es el mayor pecado de la humanidad, concluyo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here