¿Por qué San Pedro y San Pablo se celebran el mismo día?

0
42

Cada 29 de junio se conmemora la Solemnidad de San Pedro y San Pablo, dos de los más grandes apóstoles de la Iglesia, las columnas en donde Jesús quiso edificar su Iglesia. Muchos se preguntan, porqué se celebran el mismo día. Es importante señalar que ambos tienen en otro momento del año, una celebración propia, pero que incluye un momento específico, por ejemplo de San Pablo se recuerda el 25 de enero su conversión, mientras que el 22 de febrero, la Iglesia recuerda la Cátedra de San Pedro.

Explicaremos a continuación, porque estos dos grandes santos de la Iglesia, se les recuerda el mismo día: La tradición cristiana siempre ha considerado inseparables a San Pedro y a San Pablo, y es que son las dos columnas de la fe cristiana. Dieron su vida por Jesús y gracias a ellos el cristianismo se extendió por todo el mundo. Por una parte, Pedro es el hombre elegido por Cristo para ser “la roca” de la Iglesia: “Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia”, mientras que Pablo se convirtió y fue el más grande apóstol que la Iglesia ha tenido. Fue llamado el “apóstol de los gentiles” ya que llevó el Evangelio a todos los hombres, no sólo al pueblo judío.

Aquí 7 claves que permiten acercarse a la respuesta:

  1. San Agustín de Hipona expresó que eran “uno solo”

En un sermón del año 395, el Doctor de la Iglesia, San Agustín de Hipona, expresó que San Pedro y San Pablo “eran en realidad uno solo, aunque fueran martirizados en días diversos; primero lo fue Pedro, luego Pablo.

  1. Ambos padecieron en Roma

Fueron martirizados en esa misma ciudad, posiblemente por orden del emperador Nerón. San Pedro pasó sus últimos años en Roma liderando a la Iglesia durante la persecución y hasta su martirio en el año 64.

San Pablo fue encarcelado y llevado a Roma, donde fue decapitado en el año 67.

  1. Son fundadores de la Iglesia de Roma

En la homilía del 2012 por la Solemnidad de San Pedro y San Pablo, el Papa Benedicto aseguró que en Roma “su vinculación como hermanos en la fe ha adquirido un significado particular. En efecto, la comunidad cristiana de esta ciudad los consideró una especie de contrapunto de los míticos Rómulo y Remo, la pareja de hermanos a los que se hace remontar la fundación de Roma”.

  1. Son patronos de Roma y representantes del Evangelio

El Santo Padre Benedicto llamó a estos dos apóstoles “patronos principales de la Iglesia de Roma”.

“La tradición cristiana siempre ha considerado inseparables a San Pedro y a San Pablo: juntos, en efecto, representan todo el Evangelio de Cristo”

  1. Son la versión contraria de Caín y Abel

El Santo Padre también presentó un paralelismo opuesto con la hermandad presentada en el Antiguo Testamento entre Caín y Abel.

“Mientras que la primera pareja bíblica de hermanos nos muestra el efecto del pecado, por el cual Caín mata a Abel, Pedro y Pablo, aunque humanamente diferentes el uno del otro, y a pesar de que no faltaron conflictos en su relación, han constituido un modo nuevo de ser hermanos.

  1. Porque Pedro es la “roca”

San Pedro fue elegido por Cristo: “Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia”, quien con humildad aceptó la misión de ser “la roca” de la Iglesia y apacentar el rebaño de Dios a pesar de sus debilidades humanas.

  1. San Pablo también es columna del edificio espiritual de la Iglesia

San Pablo fue el apóstol de los gentiles. Antes de su conversión era llamado Saúl, pero después de su encuentro con Cristo y conversión, continuó hacia Damasco donde fue bautizado y recobró la vista. Tomó el nombre de Pablo y pasó el resto de su vida predicando el Evangelio sin descanso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here