Papa Francisco: “Cuando un hermano comete una falta contra ti, corrígelo a solas”

0
589

Hasta la plaza de San Pedro llegaron miles de feligreses para rezar el Ángelus junto al Papa Francisco este domingo 10 de septiembre, y en la reflexión del Evangelio tomado de San Mateo 18, 15-20, el Santo Padre dijo que la “corrección fraterna” es una de las expresiones más grandes del amor, y también una de las más exigentes: “Cuando un hermano en la fe comete una falta contra ti, tú, sin rencor, ayúdalo corrigiéndolo”. Al tiempo que advirtió sobre la “plaga de las habladurías”: “Por desgracia, lo primero que se suele crear en torno a quien se equivoca son habladurías, en las que todos se enteran del error, con todos los detalles, ¡menos la persona afectada! Esto no está bien y no agrada a Dios”, además dijo que “los chismes son una plaga en la vida de las personas y de las comunidades, porque traen división, sufrimiento y escándalo, y nunca ayudan a mejorar y a crecer”.

El Pontífice propone algunos pasos a seguir cuando un hermano nos ha ofendido, en primer lugar; hablar cara a cara con mansedumbre y amabilidad, lealmente, para ayudarlo a entender en qué se equivoca. “Hazlo por su bien, superando la vergüenza y encontrando el verdadero valor, que no es hablar mal de él a sus espaldas, sino decirle las cosas a la cara con mansedumbre y amabilidad” explica el Pontífice.

Y si esto no funciona aconseja buscar ayuda en otras personas cercanas; “Pero, ¡cuidado! ¡No la del grupito que chismea! Jesús dice: “Toma contigo una o dos personas” refiriéndose a personas que realmente quieran ayudar a ese hermano o hermana que ha errado”.

Si luego de hacer estos pasos la situación sigue igual, el Papa nos pide involucrar a la comunidad, tomando en cuenta que no se trata de avergonzar a la persona públicamente, sino de unir los esfuerzos de todos para ayudarla a cambiar”. El Papa explica que “señalar con el dedo a las personas no es bueno, de hecho, a menudo hace más difícil que quien se ha equivocado reconozca su propio error”, más bien, la comunidad debe hacerle sentir a él o a ella que, al tiempo que condena el error, “le está cerca con la oración y el afecto, siempre dispuesta a ofrecer el perdón y a empezar de nuevo”.

Muestra sus condolencias al pueblo marroquí

Su Santidad aprovechó el espacio para referirse al trágico terremoto en Marruecos, y ha asegurado que reza por los heridos, por los muchos que han perdido la vida, y por sus familiares; agradece a todos los que socorren y ayudan, y a quienes están luchando para aliviar los sufrimientos de la gente. “Espero que la ayuda de todos pueda sostener a la población en este trágico momento. Estamos cerca del pueblo marroquí”, ha manifestado el Papa Francisco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí