ORACIÓN ANTE UN DESASTRE NATURAL

En atención a la palabra de Jesús, en el evangelio de San Lucas 11, 9-10. «Pidan y se les dará», elevemos al Señor nuestras súplicas.

Dios creador del cielo y la tierra, bendito y adorado seas por siempre. Recurrimos a Ti para poner nuestras vidas en tus santas manos misericordiosas; para pedirte por favor que calmes este huracán que amenaza nuestras vidas. No permitas más inundaciones, aplaca las tormentas, que cesen las devastaciones provocadas por la gran cantidad de agua que descarga sobre valles y montañas este fenómeno natural.

Por medio de la preciosa sangre de tu hijo Jesucristo, te pedimos que nos ayudes y nos cuides en esta situación de desastres natural, cuida de tu pueblo. Clamamos a ti para que no nos abandones y se tú nuestro refugio. Con mucha fe y esperanzas te suplicamos que calmes la fuerza de la naturaleza que en este momento azota nuestro pueblo. Calma las tempestades, disminuye el daño que dejan a su paso el desbordamiento de ríos y mares.

Te lo pedimos a ti con la oración que nos enseñaste

Padre nuestro que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu Reino;
hágase tu voluntad
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy
nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos
a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal.

Amén.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here