Obediencia y sumisión a los padres tiene por recompensa alegría al hogar y la bendición

0
251

Con la Santa Eucaristía desde la Diócesis de Santa Rosa de Copán presidida por Monseñor Darwin Andino se inaugura el mes dedicado a las familias.

La Palabra es luz para nuestros pasos, es luz para la vida del hombre esa Palabra es Jesucristo que vino como luz para el mundo para iluminar nuestro mundo de tinieblas de oscuridad, una Palabra que nos recuerda nuestros deberes, deberes como hijos, deberes como padres, deberes para can la sociedad , deberes que deben forjarse, deben enseñarse en el seno de cada familia para que nuestra sociedad se vaya impregnando del Evangelio, de esta Palabra de estos sentimientos de Cristo que deben ser nuestros sentimientos.

Honrar a tu padre y a tu madre es el cuarto mandamiento, quien honra a su padre encontrará alegría en sus hijos, el que honra a su padre y a su madre su oración será escuchada y tendrán larga vida, esto es lo que hay que sembrar en el corazón de los hijos el respeto a los padres señaló durante la homilía de hoy Monseñor Darwin Andino.

En toda familia debe haber una cabeza que guié y proteja la misma, el padre es custodio de la familia es la cabeza, por eso al no tener esta cabeza está incompleta y así viven muchos hogares hondureños, descabezados por la irreponsabilidad los padres que no se toman en serio esta misión de custodiar a la familia. El matrimonio es una vocación y esa vocación se enseña en el seno de la familia, es un gran trabajo forjar a sus hijos en valores cristianos, si se educara en todos los hogares de esta manera el mundo sería otro, no habría la violencia que hay hoy en nuestro país donde la persona humana no se respeta y esto se enseña en el hogar, es ahí donde se aprende a no matar, a no robar, el no a la corrupción.


Para volver a escuchar o si usted se perdió la eucaristía puede verla aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here