Mantenernos firmes en la fe, valientes y humildes en medio de la adversidad.

Es la invitación que recibimos del Señor este día, con ocasión de la memoria del martirio de Juan Bautista.

Al ser testigos de la realidad, “debemos denunciar las injusticias; aunque al decir la verdad, nos traiga consecuencias como la muerte”, expresó el Padre Rodolfo Varela, en su mensaje que dirigió al pueblo de Dios en la misa diaria que presidió en la Basílica Nuestra Señora de Suyapa en la Arquidiócesis de Tegucigalpa.

Martirio significa testigo, “Que vemos con nuestros ojos como los milagros que el Señor hace en nuestras vida”, eso debemos anunciarlo y también somos testigos del “mal uso que se hace de los recursos económicos y del pésimo manejo de la pandemia” y eso debemos denunciarlo, aseveró el padre Varela.

Vestido con indumentarias sacerdotales del caso, pero de color rojo; comentó que este color “representa la sangre de los mártires”, e hizo alusión a la celebración litúrgica del día sobre el martirio de San Juan Bautista y que se narró en la lectura del evangelio del día, Mc 6, 17-29. “Al denunciar las injusticias, habrán muchos que buscaran nuestra muerte” y cerca de nosotros tenemos un ejemplo sostuvo y seguidamente citó a San Óscar Romero “quien fue asesinado en El Salvador por decir la verdad, fue un mártir”, acotó.

Que ha ejemplo de Juan Bautista y Jesús, quienes murieron por decir la verdad “Pidamos a Dios que tengamos la valentía para decir la verdad aunque hayan enemigos que quieran nuestra vida”, concluyó este sacerdote diocesano y párroco de Nuestra Señora de la Visitación en Colonia Nueva Suyapa en Tegucigalpa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here