Los Misterios de Dolor preparan el corazón para una Santa Cuaresma

De los cuatro misterios que se meditan en el Santo Rosario, los Dolorosos encierran una espiritualidad cercana a este tiempo de conversión

La presentación del retiro cuaresmal, tiene una espiritualidad propia basada en las vivencias de Jesús previo a su ingreso a Jerusalén y con base a lo que padecerá en El Calvario; con estos detalles, el rezo del Santo Rosario también involucra los aspectos de la vida del Señor y busca guiarlos a la luz de la mirada de María, su madre.

Guía Para Ángel Bustillo, miembro de la Legión de María ‘’En los misterios dolorosos se refleja el ofrecimiento de Jesús para salvar al mundo, con ello meditamos si somos capaces de padecer como Él lo hizo’’. Estas palabras expresadas por Bustillo, un fervoroso devoto del Santo Rosario, son impulsadas también en la relación que hace de estos misterios y que se meditan cada martes y viernes. Él afirma que ‘’hoy en día necesitamos reflexionar en ser más compasivos, acompañando a los que sufren y tienen padecimientos.

Estas meditaciones nos ayudan a levantar al que está caído’’. La relación que los cinco Misterios Dolorosos tienen con la realidad, permite comprender que la Pasión del Señor se acerca a cada situación.

Espiritualidad Lo que se puede obtener de una profunda meditación de los Misterios Dolorosos, ayuda a acrecentar la fe del cristiano, así lo dice el Padre Pablo Hernández, Párroco de Nuestra Señora de Guadalupe en Tegucigalpa, quien agrega que ‘’Es la oportunidad de pedir fervor hacia la preciosísima sangre del Señor para que nos dé deseos a todos de una conversión y salvación’’. El Presbítero Hernández, también aporta que ‘’con estos misterios podemos observar con el corazón y con humildad, la manera en que Jesús llevó su dolor’’.

Los frutos de meditar el camino de la pasión del Señor con el Santo Rosario, puede que nos hagan ser más empáticos, solidarios y misericordiosos, pero se tienen que hacer con devoción.

Conozca los Misterios Dolorosos

Se rezan cada martes y viernes, en ellos se medita la Pasión de Cristo desde la oración en el Huerto de Getsemaní, hasta la crucifixión en el Monte Calvario. Son una expresión mariana del padecimiento de Jesús y dan seguimiento a los Misterios Gozosos y Luminosos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here