“Las santas mujeres son fieles servidoras del Señor”

El padre Rodolfo Varela en su homilía de este jueves 27 de agosto en la Basílica Nuestra Señora de Suyapa, manifestó, «si nosotros no queremos seguir la suerte de los hipócritas tenemos tantos modelos a seguir hoy estamos celebrando a Santa Mónica, una gran santa una madre que sufrió mucho por la conversión de San Agustín”.

No hay nada que les impida seguir al Señor sostuvo,  “imagínense Santa Mónica, tiene un hijo que no es cristiano y que se va incluso con otras sectas y que tiene una vida del mundo desperdiciada en vicios”.

Santa Mónica  “por eso no dejó de ser fiel servidora del Señor, ella seguía en oración, seguía doblando rodillas, ella seguía llorando ante el Señor por la conversión de su hijo y no tuvo la conversión en tres meses, en un año, en dos años señaló.

San Agustín se convierte a los treinta y tres años y recibe el bautismo, treinta y tres años de sudor  y siendo fiel al Señor a pesar de que no ve frutos en su hijo, que su hijo no se convierta no le impide ser fiel  seguidora del Señor.

Segundo, las santas mujeres son fieles servidoras del Señor indicó,  y esto es admirable en la Iglesia, como las mujeres se dedican al servicio del Señor, ya es sabido que nosotros los varones nos cuesta hacer mas de una cosa a la vez, pero a las mujeres es increíble, la capacidad que tienen, ese don  de estar haciendo y pensando en varias cosas al mismo tiempo, mientras están preparándose para el trabajo, están pensando en lo que le van hacer a los niños, están pensando en lo que van hacer en la tarde, y en los mandados que tienen que hacer.

Nosotros no aseguró, una cosa a la vez, pero las mujeres son fieles servidoras, están ayudando en la sacristía, están ayudando en el aseo, están pensando en ayudar en las actividades de la parroquia, son fieles servidoras del Señor están allí para servir para acompañar.

Y en tercer lugar, las santas mujeres son fieles cumplidoras de la voluntad de Dios de palabra y de obra, no solo son cristianas en el templo, sino que cumplen la voluntad de Dios en su vida, profesándola con la palabra y profesándolo con sus obras, una coherencia total en estas santas mujeres, fieles seguidoras del Señor, fieles servidoras del Señor y fieles cumplidoras de su voluntad, de palabra y de obra concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here