La obesidad: una alerta en la salud pública.

Redacción: Keyla Suazo

0
313

La obesidad es un problema de salud pública que afecta a millones de personas en todo el mundo, especialmente en América Latina donde más del 60% de la población adulta tiene sobrepeso y casi un 30% padece obesidad. Por ello es crucial abordar este tema con un alto nivel de conciencia.

En el segmento “El Dispensario” de la revista matutina “Alegre la Mañana, que nos Habla de Dios”, la doctora Diana María Méndez, Jefe Académico de Nutrición de UNITEC, compartió valiosos consejos de nutrición para prevenir la obesidad, enfatizando que la prevención de la obesidad va más allá de la estética, dado que es una enfermedad crónica con múltiples factores de riesgo.

La doctora Méndez, mencionó que la obesidad es una enfermedad multifactorial, influenciada por factores genéticos, ambientales, sociales, emocionales y culturales. El estilo de vida sedentario, el estrés, el acceso limitado a alimentos saludables y el consumo excesivo de alimentos ultraprocesados son solo algunos de los contribuyentes para desarrollar obesidad.

Resaltó que es vital realizar cambios progresivos y sostenibles para prevenir la obesidad. “No se trata de hacer cambios drásticos de un día para otro, sino de adoptar hábitos saludables de manera gradual y constante”, destacó. Además, mencionó que es crucial cuidar las cantidades de macronutrientes, el entorno en el que nos desenvolvemos, mismo que puede afectar en la toma de decisiones que se apeguen a nuestros objetivos en pro de la salud, y asimismo, invitó a la población a no desmeritar la actividad física, por mínima que sea.

Definitivamente, para prevenir la obesidad, es fundamental adoptar hábitos de vida saludables que incluyan una alimentación balanceada y la práctica regular de actividad física. Priorizar la ingesta de alimentos nutritivos como frutas, verduras, proteínas magras y granos enteros, mientras se limita el consumo de alimentos procesados y azúcares añadidos, puede contribuir significativamente a mantener un peso saludable.

Fomentar una cultura de bienestar que promueva hábitos saludables desde la infancia y establecer metas realistas y alcanzables para el cambio de comportamiento pueden ser pasos clave en la prevención de la obesidad a largo plazo.

Para obtener más información como esta no te pierdas “El Dispensario” en Alegre la Mañana que nos Habla de Dios, todos los días a las 9:00 AM.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí