La fe, hecha solidaridad es lo que puede salvar al pueblo

“Pudimos constatar lo que es la fe puesta en práctica”, dijo Su Eminencia el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga en su homilía de la misa dominical que presidió en la Basílica Nacional Nuestra Señora de Suyapa.  Lo anterior como marco celebrativo de los cientos de personas, indistintamente de su religión, que aún siguen llegando a las instalaciones de Suyapa Medios para dejar más víveres que serán para los miles de damnificados que dejo el paso de la Depresión Tropical ETA, en Honduras.

El evangelio de este domingo es tomado de Mateo 25, 1-13 en que se narra la parábola de las diez vírgenes que esperan la venida del esposo y que está ambientada cuando, llegada la puesta del sol, el esposo va con los amigos del esposo a la casa de la esposa, donde hacían la fiesta y se celebraba el matrimonio con el banquete final. Cinco eran necias y cinco prudentes, las necias representan a todos aquellos que tienen una cierta fe en Dios, pero que no aman, no ponen en práctica el mensaje de Jesús, que es el amor sin límites; han perdido el amor, se les ha terminado el aceite y se les “han apagado las lámparas”. Han perdido también la esperanza.

“Y las prudentes son las personas que viven aquello que creen”, agregó el cardenal. “Su fe en Cristo se manifiesta en la práctica del amor verdadero, en la misericordia, en la compasión, en el perdón, en la solidaridad y mantienen viva la esperanza, a pesar de todo”, enfatizó su eminencia. Señalando también que al momento son cinco los furgones de la esperanza que desde la arquidiócesis de Tegucigalpa salieron llenos de ayuda para los damnificados de la zona norte del país.

Le invitamos a escuchar la homilía completa de Su Eminencia el Cardenal Óscar Andrés en la misa que presidió este domingo en la Basílica Nacional Nuestra Señora de Suyapa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here