“La fe como adorno estorba como cimiento salva y produce alegría”

La Misa de este 25 de junio fue oficiada por el rector de la Basílica Nuestra Señora de Suyapa, padre Carlo Magno Núñez, en la homilía expresó “encontramos una de esas páginas tristes y es la del día de hoy, un momento dramático y triste, el destierro del pueblo de Israel a Babilonia, no solo por el mismo hecho de salir de su tierra, si no porque las certezas más hondas del alma judía se vieron puestas a prueba en esos terribles años, en las que les tocó vivir el destierro”.

En la Primera Lectura dijo el padre Carlo “nos relata de un modo notable, ese momento en que el rey mismo Jeconías y la ciudad Santa Jerusalén quedan en poder del enemigo, la fe queda desnuda esas horas, queda sin piso, queda sin arropo ni amigos, pero que queda, lo más grande del destierro no será la envalentonada de Nabucodonosor , ni la crueldad de los que saciaron su codicia en los inocentes”.

El Sacerdote expresó “Como se parece esta Primera Lectura a lo que estamos viviendo nosotros hoy en día, mucha gente que está triste que está en su hogar sin poder celebrar presencialmente la Eucaristía, la han seguido a través de los medios de comunicación, comulgando espiritualmente, pero guardan la esperanza de que volverán al templo, de que volverán a comulgar el Cuerpo y la Sangre de Cristo, esa es la esperanza que no les defrauda y esa es la alegría que los hace vivir, este momento difícil, con ánimo con energía”.

El Evangelio sostuvo lo podríamos titular, “lo que debemos poner en práctica nosotros los cristianos que es construir sólidamente sobre la base de las enseñanzas de Jesús, es haber puesto a prueba, lo que nos han enseñado y haber comprobado que si funciona, la fe cuando uno crece funciona, la fe cuando es solida funciona”.

Por otro lado dijo que la fe produce resultados, eso tenemos que aprender del Evangelio de hoy que la fe produce frutos, cuando estamos arraigados en la fe, las tormentas no pueden, el enemigo no puede, los problemas no pueden contra nosotros, porque nuestra fe se fundamenta, en la roca firme que es Nuestro Señor Jesucristo, en esa fe nos tenemos que mover, vivir y existir siempre.

Además recordó que cuando la fe no se pone en práctica “se vuelve ideas humo, que vuela en nuestra mente y sirve quizás para hacer especulaciones y discursos adornados que ya carecen de poder, cuando se llega la prueba verdadera esa fe se derrumba cuando no es solida porque nuca sirvió de semiento, este es el punto central del Evangelio de hoy o tu fe es cimiento o no es nada, la fe no sirve para adorno, como adorno estorba como cimiento salva y produce alegría. Vivamos nuestra fe vivamos nuestra solida esperanza en el Señor”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here