La familia Andino, cumple más de siete décadas ofreciendo sus productos en el mercado San Miguel

0
428

La capital del país celebra a su santo patrón San Miguel Arcángel, y quienes viven con mucho fervor esta festividad son los locatarios de un pequeño pero acogedor mercado ubicado en la Barrio El Guanacaste.

Este lugar se caracteriza por su gastronomía y la amabilidad de sus vendedores, pero en el puesto 54 encontramos al vendedor más longevo, a don Francisco Andino, él cuenta con 92 años de edad y es uno de los pioneros de vender en este establecimiento.

Don Francisco, es conocido por todos los inquilinos del sitio como el “abuelo Paco” y es común en horas de la mañana verlo caminar y platicar con cada cliente que llega a comprar, o disfrutar de la exquisita comida que hay en este sitio.

Cuenta don Paco, que el inició junto a su esposa a vender las famosas “enchiladas de espaguetis” idea que nace en la búsqueda de realizar otras actividades “Yo vendía verduras y otras cosas, mi esposa en la cocina y así nos fuimos quedando, hoy mis hijos siguen con la tradición de ser parte de esta gran familia del mercado” señaló a FIDES el carismático anciano.

Herencia

Este humilde capitalino, lleva más de 73 años de ser parte del histórico lugar, hoy su rostro se muestra cansado, sus párpados ya reflejan ese gran paso de los años, pero como la tradición de vender en el mercado tenía que continuar, le heredó ese compromiso a sus hijos de seguir siendo parte de este establecimiento.

Es por ello que Jessica Andino, una de las herederas de este reconocido personaje, ha seguido con esa tradición de sus papas “mis padres me beneficiaron con este puesto y recuerdo que aquí venia hacer mis tareas y jugaba con mis hermanos, una infancia feliz, y en mis tiempos libres le ayudaba a mi mamá hacer las famosas enchiladas de espaguetis.”

Doña Jessica narra que hoy su mamá ya partió a la casa del Padre, pero sigue con ese legado de no dejar de vender este plato de comida que es muy popular en el mercado “mi madre antes de morir me pidió que siguiéramos siendo parte de estos locales y eso hacemos junto a mis otros hermanos, ellos venden lácteos, artículos para celulares, productos de la canasta básica y otras cosas”

Mi segunda casa”

Otro de los hijos de don Paco, es Erik Andino, él tiene su puesto de artículos para celular “aquí es mi segunda casa, yo he trabajado en empresas privadas, pero siempre regreso aquí y no lo dejo aquí tengo mi ombligo y siempre será la herencia de mis padres, después que yo fallezca sé que mis hijos igual seguirán siendo parte del Mercado San Miguel, aunque las ventas hoy estén bajas, pero no lo dejamos la familia Andino seguirá” relato el emprendedor.

Hoy la familia Andino, alquilan cinco locales, están los hijos de don Francisco, nietos, sobrinos, nueras, todos luchan día a día por cuidar esa herencia y no dejar de ser parte de este sitio, que se ha visto afectado por la pandemia, los clientes han disminuido, pero aun así ellos como familia se resisten a dejar los puestos y afirman que esto pasará y las ventas mejorarán.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí