La Divina Misericordia: el invaluable legado espiritual de Sor Faustina Kowalska

Fue una religiosa de la Congregación de las Hermanas de la Madre de Dios de la Misericordia, elegida por Dios para promover esta devoción.

0
159

El legado espiritual de sor Faustina, plasmado en su diario titulado “La misericordia en mi alma”, fue donde inmortalizó todas sus vivencias y relación con el Señor Jesús. Cada una de sus expresiones deja entrever que fue una mujer con muchas luchas internas, pero que se dejó abrazar por la misericordia de Dios.

El padre Santos Pablo Vásquez, párroco de la comunidad San Martín de Porres de esta capital, lugar donde se congregan los miembros del Apostolado de la Divina Misericordia, describe la devoción de esta gran santa al decir que “Fue una mujer que sembró mucho en su vida de fe con sus dificultades y tribulaciones, pero a partir de estas experiencias, es que ella entiende que la misericordia de Dios siempre se ha derramado en su vida”.

En su vida la “apóstol de la misericordia” sintió la necesidad de salvar almas, fuerza que le impulsó a consagrar su vida entera para llevar a los demás hacia esa “última tabla de salvación” de la que hace referencia en sus escritos, palabras que el mismo Señor Jesús le dijo “Yo soy el amor y la Misericordia Misma” (D. 1273), “Me queman las llamas de la misericordia, las quiero derramar sobre las almas” (D. 177) Sor Faustina es una gran santa, mística, que recibió del mismo Jesús la doctrina de la misericordia, una gracia sobrenatural otorgada por sus virtudes y confianza en la bondad de Dios; mujer a quien debemos admirar y conocer por ser la promotora de la devoción de la Divina Misericordia, pero, además, imitar su sencillez y confianza plena en Dios.

Diario Espiritual

A petición de su director espiritual, Santa Faustina escribió desde 1934, hasta tres meses antes su muerte en 1938, los relatos de su profunda experiencia espiritual donde alcanzó las más altas vivencias místicas sobre la misericordia de Dios, un mensaje para toda la humanidad.

“No busco la felicidad fuera de mi interior donde mora Dios. Gozo de Dios en mi interior, aquí vivo continuamente con Él” Faustina Kowalski, Santa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here