Joven Católico hondureño destaca en Jerusalén

Por Manuel Alfaro: Nacido en tierras copanecas, Ramón Mencía culminó el programa intensivo de Maestría en Ciencias Agrícolas

0
731

En la actualidad muchas personas dicen que es complicado confiar en los jóvenes de Honduras por tantas cosas negativas que se dicen del país, pero este no es el caso de Ramón Andrés Mencía Guevara, quien con tan solo de 23 años ha logrado poner en alto el nombre de su país destacando con buenas calificaciones en la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Ramón Mencía es el único latino en haber aprobado esta importante maestría.

Ramón nació en Santa Rosa de Copán y es hijo de Luis Mencía y María Guevara, un matrimonio católico que se instaló en el municipio de La Entrada, Copán donde sirven en la primera comunidad del grupo “Caminando con Jesús” del sector 2 de la Parroquia San Antonio de Padua de esa ciudad. Ellos también integran el comité de obras de la Iglesia Nuestra Señora de Guadalupe de la misma zona parroquial.

“Monchito”, como le conocen de cariño, creció bajo los principios y valores inculcados por este matrimonio de laicos comprometidos que forjaron en el la humildad, honestidad respeto, generosidad y sobre todo el amor al prójimo.

El joven copaneco ha destacado siempre como excelencia académica en todos los lugares donde ha estudiado

Él, a temprana edad, fue servidor en la Comunidad Juan Pablo II, en donde se destacó como un ejemplo digno de admirar, en tiempos donde se necesita profesionales calificados y temerosos de Dios, para que tomen las riendas de la nación y le hagan prospera y bendecida.

Preparación

El deseo de seguir cosechando frutos académicos e investigar en las ciencias agrícolas, le permitió graduarse en el Zamorano en el 2018 e iniciar la búsqueda de oportunidades en otros continentes. Logró obtener una beca completa del programa internacional de post grado de la facultad de agricultura, alimentación y ambiente de “La Universidad Hebrea De Jerusalén”, destacando como el único estudiante latinoamericano de su generación.

Su especialidad es la de poder cultivar con pocas cantidades de agua en lugares donde hace falta el vital líquido.

Legado

Ramón Andrés ha manifestado que solo piensa en regresar a su país y venir a transmitir estos conocimientos. Él piensa en convertirse en docente de esta rama científica. “Yo siempre pedí  y seguiré pidiendo que me lleven en sus oraciones, sobre todo en pidan a la Virgen de Suyapa que me envuelva en su mando para poder aportar todo esto que aprendí y que Gracias a Dios pude lograr.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here