Gobierno de la presidenta Xiomara Castro cumple los primeros cien días

Tras recibir el país en condiciones complejas, se necesita un marco legal que establezca una reconstrucción social según analistas

0
223

Honduras dio un giro el pasado 28 de noviembre de 2021, cuando una gran mayoría de ciudadanos depositó su confianza en la actual presidenta Xiomara Castro, quien ha tenido un gran reto de recuperar el Estado de Derecho, el territorio nacional y la seguridad que se ha perdido ante la penetración del crimen organizado y el narcotráfico. La presidencia de la República, nunca había sido asumida por una mujer.

Han tenido que pasar 200 años desde que se proclamó nuestra independencia. La catástrofe económica con la que recibió el Estado es histórica, impactando en la vida de la población, ya que se reporta el aumento del 700 por ciento de la deuda externa. La pobreza se elevó al 47 por ciento, lo que convierte a Honduras en el país más pobre de América Latina, siendo este un factor que propicia la salida de caravanas de miles de personas que buscan oportunidades para sus vidas.

La deuda interna subió de 20 mil millones a 179 millones de lempiras, o sea un 700 por ciento. El saldo de la deuda externa de 37 mil millones a 157 mil millones de dólares, es un 31 por ciento, cifras que evidencian que el Estado no tiene la capacidad para sostener las arcas del país, dejando sin sueldo, por ejemplo, a más de seis mil profesionales de la medicina.

Otro de los problemas que ha recibido el actual Gobierno es la crisis energética, la destrucción de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), también es una realidad que tiene al país en las peores condiciones. En el marco del bicentenario recién pasado, el compromiso de la primera funcionaria es refundar el país, misión que fue catalogada como imprescindible e irrenunciable, comprometiéndose con el mandato del pueblo manifestado en las urnas.

Dentro de los logros de los primeros meses del presente Gobierno, diferentes sectores han resaltado muchos aciertos, de igual manera, han cuestionado otros puntos que no se han cumplido luego de ser prometidos y señalados en la campaña electoral.

A criterio del analista y economista del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (FOSDEH), Ismael Zepeda, este es un Gobierno de transición y que al no tener establecido un programa ni el personal idóneo en las secretarías, transita entre aciertos y desaciertos “Posiblemente más desaciertos ante los cuestionamientos del nepotismo, el no tener claridad, pero también es importante resaltar las promesas cumplidas como la eliminación de las ZEDE, lo que tiene que ver el empleo por hora, la reducción al precio de los combustibles, tratar de reorganizar el Estado, reformular el presupuesto, pero seguimos en la incertidumbre en estos cien días de la Administración”, manifestó Zepeda.

Beneficios

Cabe mencionar que, más de un millón de familias que viven en condiciones de pobreza y consumen menos de 150 kilovatios por mes, desde las primeras semanas de la administración Castro, no pagan la factura del consumo de energía. Por otro lado, se subsidió el costo de los combustibles, aunque lograr una reducción de los precios es complejo, tras la crisis desatada entre Rusia y Ucrania. De igual manera, se resalta el retorno a las aulas de clases de forma presencial, asegurando la matrícula gratis, merienda escolar, vacunas y, en algunos centros educativos, insumos de bioseguridad.

Además, se ha cumplido con no otorgar más permisos de minas abiertas o explotación de minas, concesiones en la explotación de ríos, cuencas hidrográficas, parques nacionales y bosques nublados.

Más proyectos

Uno de los temas que ha generado mucha controversia en los primeros cien días, es la Amnistía Política o Libertad para los presos políticos, así como la protección verdadera de los derechos humanos, que aún falta por trabajar según analistas. “Esperábamos desde las organizaciones de sociedad civil y de derechos humanos, que la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF) recibiera un rango ministerial, en la reorganización estatal, pero esto no fue recibido, de igual manera esperábamos que se diera un aumento presupuestario a la Secretaría de Derechos Humanos” dijo Carlos Sierra, analista del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos, quien también agrega que “consideramos que en estos primeros días no se podía abarcar todo, porque es un tiempo muy corto para evaluar en materia de garantías sociales”.

De igual manera, se ha dado paso a la derogación de la Ley Orgánica de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico, conocida como ZEDE. Así mismo, autoridades han asegurado que se está trabajando en la restructuración del Gobierno ante la forma desordenada que se venía ejecutando, teniendo como bandera la lucha contra la corrupción y el narcotráfico.

Instalación de la CICIH

Dentro de las promesas de campaña y que según autoridades se sigue trabajando para lograr en los próximos días, está la instalación de la Comisión Nacional e Internacional para el combate frontal a la Corrupción y la impunidad en Honduras, con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), siendo tareas de ejecución, dada la orden al secretario de Relaciones Exteriores, el día de la toma de posesión, quien envió una solicitud a la ONU, para hacerle frente al flagelo social que ha dejado daños casi imposibles de reparar, ante el alto índice de pobreza y extrema pobreza que impera en Honduras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here