En medio de la oscuridad y la desesperanza el camino es la oración

0
142

La Eucaristía del cuarto día  de la novena dedicada al niño Dios  presidida por el Padre Juan Hernández nos indica que en este día  presentamos ante Dios cada una de nuestras intenciones, con un corazón contrito y humilde acerquémonos a Dios necesitados de su misericordia.

Durante la homilía nos indica  el Padre Juan hay un tema común en ambas lecturas; la esterilidad que es como una puerta que cierra el futuro, no hay esperanza y cada uno ustedes  puede  de diferentes maneras  tener o haber sido participe de una esterilidad, la esterilidad para quien pretende ser madre llena de oscuridad su futuro y es lo que manifiesta la lectura.

¿Cuándo tenemos  una añoranza de esperar y una puerta se cierra  cual es el modo de seguir esperando entonces?

¿Cual tiene que ser esa actitud cuando parece que todas las puertas se cierran?

El Padre Juan Hernández resalta  tres actitudes que aparecen en el personaje de Zacarías

  1. Cuando el Ángel le visita le dice “hoy se cumple tu oración Zacarías”, es decir una forma de enfrentarnos al futuro por tenebroso que sea es La Oración porque la oración es la posibilidad de que participemos  del proyecto de Dios para nuestras  vidas, la oración es el modo de entrar en lo no conocido, pero también la oración es el modo de anticipar  al mismo Dios.

San Agustín tiene una frase hermosa y él dice que si hay un lugar donde Dios se coloca bajo el hombre y dispuesto, es en la oración.

En ningún lugar Dios se coloca bajo el hombre dice San Agustín solo cuando el hombre reza Dios se pone a disposición de él,  un modo de enfrentarnos a los futuros tenebrosos es la oracion.

  1. La segunda actitud es dudar, como puede ocurrir esto y dudar no significa que no tengamos argumentos.

El dudar no es que sea malo, lo malo de la duda es se viva en la duda, que la duda ocupe el centro de mi existencia, la duda tiene que ser principio den un camino pero no tiene que ser todo el camino, la duda siempre tiene que ser una pregunta, pero no una respuesta, la respuesta definitiva siempre es de Dios.

  1. La tercer actitud es escuchar, estar mudo siempre es lo mejor porque hay que aprender a escuchar, a veces cuando el futuro se cierra es bueno estar mudo pero a veces somos como los niños, lloramos, gritamos y decimos porque paso esto, mudo es estar abierto a la posibilidad de escuchar, mudo es decir que la respuesta siempre va a avenir pero tendré que escucharla

 

Finalmente el presbítero nos recuerda que la oración es el modo de situarnos de estar cuando esa puerta se cierra, dudar está bien y en necesario, pero que la respuesta nuca sea mía lo mejor es ponerme mudo delante de Dios es la única manera de escuchar por que el siempre quiere hablarnos.

https://www.facebook.com/suyapamedios.hn/videos/460551652009085/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here