“En este tiempo necesitamos la alegría, que podamos alcanzar el amor de Dios y sentir la fidelidad de Él”

0
154

La Misa este lunes 6 de julio oficiada por el Padre Cecilio Rivera vicario de la Basílica en su homilía refiriéndose a la primera la lectura tomada del libro del profeta Oseas, que “los profetas de Israel fueron y son representantes distinguidos de la creatividad y portadores de una autoridad carismática por eso se les dice los inspirados, es indiscutible la fascinación que ejercen los profetas, porque tienen una experiencia particular de Dios por su llamado.”

El Padre Cecilio manifestó los profetas se sienten con libertad al frente a las estructuras políticas y religiosas, “esto los convierte también en modelo para nuestro tiempo y uno de los profetas que nos deja una riqueza es el profeta Oseas probablemente, según leemos en el mismo testamento que nos dejó el profeta”.

Rivera sostuvo que probablemente el profeta “vivió una infidelidad en su matrimonio y esta trágica experiencia matrimonial le sirvió a Oseas para comprende y expresar las relaciones entre Dios y su pueblo, Dios entonces es el marido Israel es la esposa, pero la esposa, en este caso dice el profeta ha sido infiel, Israel ha sido infiel y le ha abandonado, para irse con otros ídolos”.

Cuando Israel llegó a la tierra prometida, dijo “Israel era un pueblo dedicado al pastoreo a cuidar ovejas, pero cuando llegan a la tierra prometida, aprenden una nueva tarea y es la tarea de la agricultura, entonces Israel cae en la tentación de que no es Dios no es Yavhé el que da la fertilidad a la tierra, si no que es Baal, por eso se va con otros ídolos, es infiel con otro ídolo, y también con otros ídolos con Asiria, y Egipto que hace alianza, por eso cuando el profeta habla de los pecados del pueblo lo califica de adultero, fornicación, prostitución”.

Y cuando habla del amor de Dios, continuo lo concibe “como un amor, de un esposo apasionado por su esposa, un esposo capaz de perdonarlo todo y de volver a comenzar, también la idolatría a la que se refiere el texto que escuchamos, el profeta Oseas está marcada por el tinte político al profeta le toco vivir en una época de grandes convulsiones cuando estaba en juego la subsistencia del país y los israelitas corren el peligro de buscar la salvación fuera de Dios”.

En las alianzas con Egipto y Asiria, prosiguió eran las grandes potencias militares del momento, que podían proporcionarle caballos, carros y soldados, entonces Asiria y Egipto, dejan de ser realidades terrenas a los ojos de Israel, aparecen como nuevos dioses capaces de salvar y el pueblo se va tras ellos olvidando a Yavhé.

Nuevos dioses capaces de salvar y con ello contravienen el primer mandamiento, también hoy creo que en la situación que vivimos nosotros podemos caer en la tentación de ver nuevos dioses que son capaces de salvarnos de esta pandemia olvidando al Señor Jesús.

El sacerdote recuerda que el apóstol San Pablo repite esta idea cuando escribe a los romanos “Dios nos ama, y la prueba de que Dios nos ama es que Cristo murió por nosotros, cuando todavía éramos pecadores, lo mismo dice Juan en su primera carta, en esto consiste el amor, no en que nosotros hayamos amado a Dios, si no que él nos amó y nos envió a su Hijo como propiciación de nuestros pecados”.

Y concluyó manifestando que “esto no significa que la conversión sea innecesaria, pero sí que se produce como respuesta del amor de Dios, no como condición previa al perdón dice el profeta Oseas, que nosotros también en este tiempo como decíamos en la oración colecta, necesitamos la alegría, podamos alcanzar el amor de Dios y sentir la fidelidad de él, sentir que podemos volver a Dios en cualquier momento”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here