El voluntariado es una virtud de caridad

0
691

Un grupo de voluntarios que se caracteriza por la gracia de servir al prójimo, son los que conforman y hacen posible la labor social que cotidianamente realiza Cáritas Suyapa. Para quienes conocemos el accionar de nuestra Iglesia, sabemos que una de las acciones que más es valorada es el estar al lado de los que más sufren, y un grupo de ellos lamentablemente son los abuelos, muchas veces hasta descartados y, por qué no decirlo, abandonados e incluso sumidos en la soledad y el descuido aunque tengan familia.

El equipo que conforma este “brazo social de la Iglesia”, les devuelve su dignidad, no solo dándoles alimentación o medicamentos, sino que compañía espiritual y moral.

Labor

Gracias a su trabajo, junto al Rector de la Basílica de Suyapa, Padre Carlo Magno Núñez, se ha tenido una gran proyección con los más pobres, compartiendo especialmente con estos adultos mayores de la Aldea Suyapa. La labor samaritana de la Pastoral de Cáritas Suyapa, continúa dando pasos grandes para beneficiar a población en extrema pobreza y condiciones especiales de vulnerabilidad, brindando un plan alimenticio a los abuelitos y abuelitas, el que fortalece su sistema inmunológico y les ayuda a sobrellevar sus enfermedades de base. “Su obra se destaca por la solidaridad, la paciencia, el compromiso y la entrega que expresan en cada acción samaritana que realizan en favor de sus semejantes, sin esperar ninguna remuneración a cambio”, nos expresa la abogada Marizela Turcios, coordinadora voluntaria de Cáritas Suyapa, quien también invita a que “usted también puede ser parte de esta gran obra social, distinguida por el amor, la entrega y la fraternidad hacia nuestros semejantes. En la Basílica puede contactarse con su servidora para poder darle a conocer cómo ayudar a esta obra”, puntualizó Turcios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí