El trabajo es una forma de dignificar al ser humano

El padre Rodolfo en su homilía de este miércoles 16 de agosto en la Basílica de Suyapa manifestó “en un inicio el trabajo Dios lo había puesto como castigo a Adán, por haber desobedecido y con el sudor de tu frente te ganarás el pan de cada día”.

Hoy por hoy sostuvo, no podemos ver el trabajo como castigo y más en este tiempo de crisis que estamos viviendo, si hoy tenemos trabajo es para dar gracias a Dios, porque aún hay trabajo y tenemos que ver el trabajo en primer lugar como gracia de Dios que tenemos como ganar el sustento de cada día.

En Cristo se hacen nuevas todas las cosas, acotó  y a partir de Cristo el trabajo ya no es un castigo, sino que es una forma de dignificar al ser humano, de dignificar al hombre, a la humanidad, Cristo trabajó,  fue carpintero, se ganaba el pan de cada día con su trabajo, así nosotros hemos de ver el trabajo.

Primero como acción de gracias, segundo como una forma de dignificar nuestra vida, de dignificar nuestra personalidad, el trabajo forma el carácter, el trabajo nos ayuda a valorar las cosas, por eso es necesario enseñarles desde casa los pequeños a trabajar, si no van a caer en esta  generación, en este grupo de los minis, de los que n trabajan ni estudian recalcó.

El sacerdote dijo que no podemos caer en el fariseísmo “muchas personas que han perdido el empleo en este tiempo de pandemia  desde antes no tenían empleo, y se ponen a criticar al gobierno que no hace nada o que no ha hecho mucho.

Parte de razón tendrán manifestó,  pero la hipocresía está en que mientras dice eso, esta acostado en el sofá, cambiando el televisor y solo se dedica a comer, a dormir y a ver televisión y no se digna a lavar el plato donde come, no se digna a agarrar la escoba, el trapeador, hay muchas personas así en nuestro país. Muchas personas han perdido el trabajo y en casa no están trabajando, ya lo dijo San Pablo, el que no trabaje que no coma.

Hacer los quehaceres del hogar da cierta satisfacción, cuando uno tiene un gran desorden y después de cierto tiempo logra ordenar y logra limpiar aquello nos da cierta satisfacción ver todo ordenado, ver todo bonito, que huelan bien las cosas, que huela bien la casa concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here