El Papa visita a los niños de la Escuela de verano en el Vaticano

El Papa Francisco visitó a los niños y jóvenes poco después de las 9 de la mañana mientras desayunaban en el atrio del Aula Pablo VI.

Todavía hay incredulidad entre los muchos niños que cada mañana asisten a la Escuela de verano querido por el Papa Francisco en el Vaticano para ayudar y apoyar a sus padres, empleados de la Santa Sede.

El Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni. Manifestó que “Después de pasar por las mesas, el Papa dijo Bruni visitó los espacios para los juegos instalados en el Aula y conversó con los participantes”, para luego regresar a casa Santa Marta a las 10 de la mañana no sin haber agradecido “individualmente” a los trabajadores por su trabajo.

Durante la visita, Francisco se sentó entre los niños y “los animó a hacer nuevos amigos”. “La gente que sólo sabe divertirse por sí misma es egoísta, para divertirse dijo el Papa hay que estar juntos, con amigos”.

La Escuela de verano, creada por iniciativa del Governatorato del Estado del Vaticano para ayudar a los padres que trabajan allí, ha organizado durante el mes de julio actividades educativas y recreativas entre los Jardines, el Helipuerto y el Aula Pablo VI.

Cerca de cien niños y jóvenes participaron, en cumplimiento de los protocolos anti-Covid -19. La Escuela está animada por los Salesianos junto con la asociación “Tutto in una festa” (“Todo en una fiesta”): los días están marcados por la natación en la piscina, el tenis, los partidos de fútbol y baloncesto, los toboganes en los inflables, los desafíos de ping-pong y las visitas guiadas a los Jardines Vaticanos.

El animador de “Todo en una fiesta”, Sergio Garozzo dijo que vio al Papa “muy contento”. “Felicitó a los muchachos por el excelente trabajo, por los resultados que estamos logrando, por la felicidad de los niños y porque escuchó que todos hablan bien de esta experiencia, tanto que piensa volver a proponerla en el futuro. Los animó a hacerlo cada vez mejor”.

El saludo a Francisco estuvo marcado por la música y el baile, todos cantaron la canción de “Estate ragazzi”. Sergio cuenta algunos detalles más sobre las preguntas hechas al Pontífice. “Una niña tenía curiosidad por saber qué hacía el Papa durante el día y él le respondió que es un sacerdote y hace lo que todos los sacerdotes hacen.

Otra chica recordó a su abuelo y le preguntó si el cielo era como le habían dicho, si era hermoso, si era un lugar feliz y pacífico. El Papa la tranquilizó bendiciendo un collar que le recordaba a su abuelo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here