Dos nuevos sacerdotes para San Pedro Sula

Monseñor Ángel Garachana, en el día que celebra su cumpleaños, presidió la ordenación sacerdotal de Manuel de Jesús Banegas y Ángel Gabriel López Cálix, quienes a partir de este jueves 3 de septiembre, se unen desde el ministerio presbiteral al servicio del pueblo de Dios que peregrina en la Diócesis de San Pedro Sula.

Estas son las primeras ordenaciones que se realizan en el país en el marco de la pandemia del COVID 19, por lo que la celebración contó con todas las medidas de bioseguridad. Posterior a la proclamación de la Liturgia de la Palabra y antes de iniciar la homilía, fueron presentados los candidatos al sacerdocio y se leyó una breve biografía de los ordenandos.

Mensaje

Monseñor Ángel en su mensaje, resaltó la importancia de la consagración y les recordó que «es Dios quien los llama, los envía para el ministerio profético en el ministerio presbiteral». Asimismo, recalcó que «Dios los consagra para un ministerio, que la segunda lectura describe como construcción de la comunión eclesial, para servir al pueblo de Dios , para servir a la comunidad cristiana donde sean enviados, construir la unión en la diversidad. Ellos reciben este don, este carisma, esta gracia del ministerio presbiteral para el bien de la comunidad, para construir comunidad. Esta unidad se construye olvidándose de ustedes mismos, a su egoísmo, así como el grano de trigo, que cuando muere da mucho fruto».

Ordenación

Posterior a la homilía, se continuó con los ritos propios de la ordenación. Monseñor Ángel Garachana interrogó a los candidatos y ellos de manera libre respondieron generosamente, afirmando que deseaban obtener el ministerio presbiteral a ejemplo de Jesús, Sumo y Eterno Sacerdote. Se les invitó a preparar el ministerio de la Palabra y la predicación, ofrecer la misericordia de Dios en favor del pueblo y orar sin desfallecer y unirse a Jesús en la celebración de los sacramentos y la consagración de su vida. El siguiente gesto, de rodillas frente al Obispo, prometen castidad, obediencia y pobreza, valores del Evangelio que cada consagrado debe vivir con alegría y fidelidad.

Uno de los ritos más significativos es la postración, mientras se entonan las letanías, porque como dijo San Juan María Vianney, “Me postré consciente de mi nada, y me levanté sacerdote para siempre” y esta es la experiencia que vivieron los nuevos sacerdotes sampedranos.

Monseñor Ángel Garachana impuso las manos sobre los nuevos presbíteros y posteriormente, pasaron cada uno de los presbíteros de la Diócesis a imponer las manos, este es un gesto de unidad como presbiterio. Posteriormente, reciben la unción con el santo Crisma en sus manos, para que puedan realizar los sacramentos, especialmente la consagración en la Misa. Los nuevos sacerdotes fueron revestidos con la estola, que como diáconos usaban cruzada, ahora será sobre su cuello y la casulla, signo por excelencia del ministerio en la celebración eucarística.

MANUEL DE JESÚS BANEGAS PAZ

Nació en el municipio de Santa Cruz de Yojoa departamento de Cortés, el 1 de agosto de 1985, hijo de Ángel Calixto Banegas Palma y de Patrocinia Paz Fernández, siendo el sexto de nueve hermanos. En el año 2011 ingresa al Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa, donde se preparó ocho años para el ministerio sacerdotal. Egresando del seminario Mayor el 2018, inició su experiencia del bienio pastoral en el mes de enero del 2019 acompañado por el padre Reyes Adonis Sáenz, en la parroquia San Juan Bautista de Río Lindo. Fue ordenado diácono el 22 de febrero de 2020. Ha ejercido el ministerio diaconal en la parroquia de San Antonio de Padua, en san Antonio de Cortés siendo acompañado por el Padre Héctor Núñez. Es hijo vocacionable de la parroquia La Santa Cruz del municipio de Santa cruz de Yojoa.

ÁNGEL GABRIEL LÓPEZ CÁLIX 

Nació en el municipio de San Pedro Sula departamento de Cortés, el 16 de diciembre de 1990, hijo de Juan Ángel López García y de Venicia Calix Claros, siendo el primero de cinco hermanos. En el año 2011 ingresa al seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa, donde se preparó ocho años para el ministerio sacerdotal. Egresando del seminario Mayor el 2018, inició su experiencia del bienio pastoral en el mes de enero del 2019, acompañado por el Padre Reyes Adonis Sáenz, en la parroquia San Juan Bautista de Río Lindo. Fue ordenado diácono el 22 de febrero de 2020. Ejerció el ministerio diaconal durante los meses de febrero a julio en la parroquia san Juan Bautista de Río Lindo siendo acompañado por el Padre Reyes Adonis Saénz, el 21 de julio se incorpora a la misión de la Pastoral Vocacional diocesana y a la formación del Seminario menor Santiago apóstol. Es hijo vocacionable de la parroquia Inmaculada Concepción de María del municipio de Villanueva Cortés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here