«Donde está María hay presencia de Dios»

 

En la Misa oficiada por el padre Rodolfo Varela, en la Basílica Nuestra Señora de Suyapa en su homilía dijo que en la primera lectura El cantar de los Cantares es el amado el que viene en el Evangelio es María quien lleva el amor, lo lleva en su seno y lo lleva a su prima Isabel.

Tanto es así manifestó, que Isabel en cuanto escucha el saludo de María, la criatura que lleva Isabel salta de gozo en su seno y este pasaje de la visitación de María y su prima Isabel, nos hace recordar porque a María se le llama Arca de la Nueva Alianza, en el Arca de la Antigua Alianza, que es lo que había adentro, las tablas de la ley es decir la palabra de Dios revelada.

¿Qué carga María en su seno? Señaló,  la palabra de Dios, dice el Evangelio de Juan en el inicio, “en el principio estaba la palabra y la palabra era Dios” y la palabra estaba junto a Dios y la palabra se encarnó, Jesús es la palabra de Dios María porta en su seno la palabra de Dios, por tanto es el Arca de la Nueva Alianza.

¿Porqué más decimos que María es el Arca de la Nueva Alianza?, cundo David recibe la visita del Arca de la Antigua Alianza, el Rey David dice, quien soy yo para que el Arca de mi Señor me visite, similar a lo que le dice Isabel, quien soy yo para que la Madre de mi Señor venga a verme.

El presbítero dijo que David también cuando recupera el Arca de la Antigua Alianza salta de gozo delante del Arca de la Antigua Alianza, hoy Juan Bautista salta de gozo en el seno de Isabel, María es el Arca de la Nueva Alianza, es portadora de Dios, donde está María esta el Señor, donde esta María hay presencia de Dios y por eso Isabel y Juan el Bautista quedan llenos del Espíritu Santo.

“Queremos nosotros también invocar al Espiritu Santo de alguna manera distinta invoquemos la presencia de la Madre, y la Madre nos va a llenar también del Espíritu Santo, donde está la Madre está Dios hay presencia de Dios”.

Además señaló que como la Iglesia pone a María, como modelos de discípulos, como modelo de Iglesia, se nos está poniendo a nosotros como portadores de Dios y donde estemos nosotros debe estar la presencia de Dios, para eso nosotros hemos de ser llenados también de la palabra de Dios y ponerla en práctica.

Si no somos llenados de la palabra de Dios sostuvo, vamos a ser llenados de otra cosa y si somos llenados de otra cosa, no vamos a estar en presencia de Dios, nosotros estamos llamados a portar a Dios y hacer para los demás presencia de Dios.

Pidámosle a la Virgen María que nos ayude a portar la Palabra y a portar también al Espíritu Santo para contagiar a los demás de la gracia de Dios.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here