¡Cuidado con los rayos UV solares y la luz azul que emiten las computadoras!

0
94

Para nadie es extraño que la luz UV es dañina para los ojos y la piel, que este tipo de luz es emitida por el sol y produce quemaduras. Existe otra luz muy dañina y es la emitida por las pantallas de las computadoras, poniendo en riesgo la salud de quienes las usan, y en esta era de pandemia su uso se volvió mas común ya que la gran mayoría de personas están realizando mas trabajo desde sus casas.

Algunas investigaciones revelan que la luz que emiten las pantallas de los dispositivos electrónicos dañan la salud de la piel, por esa razón no recomiendan pasar de demasiadas horas frente a ellos. Esto se debe a que la luz HEV, conocida como luz azul que tienen en la mayoría de los casos, penetra en la piel haciendo que los rayos UV aceleren el foto envejecimiento, al igual que afecta la exposición solar. Además, esta exposición puede derivar en que la piel tome una tonalidad amarillenta, que los poros se agranden y así se fomente la aparición de acné por la absorción de impurezas. Los expertos recomiendan que se utilice protección solar diariamente para aquellos que por cuestiones laborares no pueden bajar la cantidad de horas en que están expuestos a las pantallas. 

Ver las imágenes de origen

Luz azul

Hay tres tipos principales de rayos UV:

  • Los rayos UVA envejecen a las células de la piel y pueden dañar el ADN de estas células. Estos rayos están asociados al daño de la piel a largo plazo tal como las arrugas, pero también se considera que desempeñan un papel en algunos tipos de cáncer. La mayoría de las camas bronceadoras emiten grandes cantidades de UVA que según se ha descubierto aumentan el riesgo de cáncer de piel.
  • Los rayos UVB tienen un poco más de energía que los rayos UVA. Estos rayos pueden dañar directamente al ADN de las células de la piel, y son los rayos principales que causan quemaduras de sol. Asimismo, se cree que causan la mayoría de los cánceres de piel.
  • Los rayos UVC tienen más energía que otros tipos de rayos UV, pero no penetran nuestra atmósfera y no están en la luz solar. No son normalmente una causa de cáncer de piel.

Los filtros solares son  activos físicos, químicos o biológicos que protegen nuestra piel del daño celular causado por la radiación solar.

Tipos de filtros

  • Los filtros solares físicos: son aquellos que actúan como una pantalla protectora que refleja y repele los rayos solares, impidiendo que penetren en la piel y la dañen. Son capaces de proteger la piel tanto de la radiación ultravioleta (UV) como de la luz visible y la luz infrarroja. Este tipo de protección se recomienda mayoritariamente para las pieles más sensibles, intolerantes (sobre todo a los químicos) o propensas a padecer alergias.
  • Los filtros solares químicos: Los filtros químicos permiten que la radiación ultravioleta incida en las capas más superficiales de la piel, la absorben y mediante determinados procesos químicos la transforman en calor, que será liberado por el propio organismo. Es decir, protegen la piel absorbiendo los rayos solares y transformándolos en calor de forma que sean inofensivos para la piel. Es mejor no utilizar este tipo de filtros en niños de menos de 3 años o en personas con pieles muy sensibles propensas a reacciones alérgicas o irritaciones.
  • Los filtros solares biológicos: Los filtros biológicos no se consideran filtros solares como tal, ya que no bloquean los rayos solares. Más bien son substancias antioxidantes que evitan la formación de radicales libres, lo que a la vez nos ayuda a potenciar nuestro sistema inmunológico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here