Cuidado con las frases que se acostumbran en la Iglesia y que no están en la Biblia

Los dichos que se aducen a la Palabra de Dios sin ser encontrados en la misma generan confusión

0
165

Al mencionar frases como ‘’Dios aprieta, pero no ahorca” o “No hay que darle pescado a la gente sino enseñarle a pescar’’, se les da la relación estrecha con la Santa Escritura y se adjudican a algún autor sagrado, una idea errónea que puede traer complicaciones.

Claridad

El Padre Rodolfo Varela, opina que “El problema de atribuirle a la Biblia frases, dichos o versículos que no aparecen en ella, puede crear un conflicto, porque si una persona las busca y no las encuentra, desacreditaría la veracidad de quien la comparte”. El también párroco de la Comunidad Nuestra Señora de la Visitación, alerta que “dando espacio a esto, estaríamos incluso desacreditando la misma Palabra de Dios, porque a veces esos dichos son buenos o cercanos a la revelación bíblica, pero muchas de ellas no y con esto le quitamos valor a la Escritura’’. Es necesario escudriñar el origen de estos dichos, ya que esto ayudará a entender el valor de la Biblia.

Herramientas bíblicas

A lo largo de los años siempre ha estado presente el dilema si es necesario o no tomar la Palabra de Dios al pie de la letra o el tener dichos. Para resolver esto, es de mucha ayuda la hermenéutica, la que sirve para responder al significado de lo escrito. Otro aporte bíblico importante es la Exégesis que hace su parte en la meditación de un texto antiguo y la comparación o interpretación con alguna situación actual. No se cambian las palabras de la Sagrada Escritura, sino que su mensaje se adapta a las realidades que el mundo vive.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here