El sacerdocio de Jesús, ¿por qué lo celebramos?

La fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, es una celebración en la que estamos llamados a reconocer y amar con más intensidad esta etapa en la vida de nuestro Señor Jesucristo. Por tradición se tiene que celebrar el primer jueves después de Pentecostés y este año cae el 27 de mayo. Jesús no ofrece el sacrificio por sí mismo, pues Él se parece en todo a nosotros los humanos, menos en el pecado: lo ofrece una sola vez por todos los hombres de todos los tiempos. Eso es lo que nos celebra este día.

Este día tiene que ser un jornada de santidad sacerdotal que nos reúne a todos pastores y seglares, con un solo corazón y una sola alma, para pedir muchos y santos sacerdotes.

En la fiesta de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, también recordamos que, por el Bautismo, somos incorporados al Cuerpo de Cristo. Con Él constituimos un pueblo sacerdotal, profético y real.

Origen

En 1972, la Conferencia Episcopal Española estableció la fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote en el calendario de nuestro país, festividad que se celebra el jueves posterior a la solemnidad de Pentecostés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here