Con valentía, la Virgen Dolorosa enseña cómo afrontar el sufrimiento

Los siete dolores de la Virgen Santísima, brindan enseñanzas para los tiempos actuales

0
84

Las virtudes de María, son muchas, pero admirarla dolorosa y al pie de la cruz, evoca un sinfín de luces para el cristiano, asemejándose a tantas realidades complicadas.

Comprender Las situaciones de sufrimiento, son ventanas de aprendizajes, pero esto sucede solo si llegamos a una plena comprensión de lo que este significa. El padre Álex Hernández, párroco de Nuestra Señora de los Dolores, opina que “María, nos enseña a afrontar el dolor con mucho amor sabiendo que este, puede ser redentor cuando lo asociamos al sufrimiento de Jesucristo en la cruz”. El presbítero, adiciona que “el dolor nos conduce a ver a Jesucristo sufriendo en nuestro mismo sufrimiento. Es el Dios con nosotros. Con nuestro dolor, sufrimiento, padecimiento, etc”.

Capacidad

Desde la psicología y la fe, es importante resaltar que ‘’A semejanza de ella, podemos transformar el dolor y seguir amando, dando, donando nuestra vida a la voluntad del Padre, con resiliencia, con gestión de las emociones, con oportunidad de crecimiento’’, así lo expresa Isis Sarmiento, Motivadora de Vida y una católica comprometida que además aporta que María, sabía que todo era obra del Padre, por lo que ‘’este proceso que lo podríamos llamar resiliencia, le permitía a ella tener un corazón limpio y entregado’’. Los dolores de María Santísima, siguen presentándose ante tantos flagelos que atacan al mundo.

1 Perseverar

La Virgen Dolorosa, enseña que en la vida y sobre todo en el actuar cristiano, la perseverancia es muy valiosa y justo eso, enseña la Madre, a continuar con esperanza a pesar de las adversidades encontradas.

2 Fortaleza

Las adversidades de la vida cotidiana, deben fortalecer la fe del cristiano, pero esto es logrado, solo si son enfrentadas desde la esperanza y la confianza en el Señor, tal como lo practicó la Virgen María.

3 Lecciones

La mayor enseñanza de la Virgen, es el seguimiento de Jesús con todo en contra, siempre se mostró dócil a lo que Dios quería. Estar al pie de la cruz, soportar el dolor y seguir en pie, sus grandes lecciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here