Cardenal Rodríguez: “Querido Monseñor, el Señor le dice: ‘no temas, yo estoy contigo, alégrate’’’

Fortaleciendo la comunión, el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez, Arzobispo Emérito de Tegucigalpa, dio la bienvenida a su sucesor

0
507

Con una muy sentida y enriquecedora homilía, el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez, Obispo Emérito de Tegucigalpa, expresó sus mejores deseos y las oraciones por su hermano en el episcopado, el VI Arzobispo Metropolitano Monseñor José Vicente Nácher Tatay C.M.

Guiado por las lecturas propias de la Solemnidad de la Anunciación del Señor, el Cardenal Rodríguez centró su homilía en el Sí de María, acercándolo a la respuesta dada por el nuevo Arzobispo, destacando que ese mensaje evangélico, se vuelve actual en el acontecimiento histórico que hoy cita a la iglesia hondureña.

El Cardenal Óscar Andrés Rodríguez, también destacó la misión de un arzobispo y cómo debe estar dispuesto a asumir un reto que aunque no es sencillo, se empuja con la ayuda del presbiterio y del laicado. Su mensaje en esta Eucaristía de Ordenación Episcopal, también fue un notorio gesto de comunión, en el que se evidenció la oración que ofrece por su hermano obispo, encomendándolo a la intercesión de Santa María de Suyapa y a la advocación de la Medalla Milagrosa, patrona de la Congregación de la Misión, a la que pertenece el nuevo arzobispo de Tegucigalpa. Por último, invitó a Monseñor José Vicente Nácher Tatay, a estar presto a escuchar y a denunciar las injusticias que se observan en el país y que aquejan a la sociedad hondureña.

Actual
“Las palabras de la Santísima Virgen María al Ángel, hacen un eco en el Sí que ha dado Monseñor José Vicente Nácher Tatay al asumir este desafío. Gracias querido Monseñor por aceptar el desafío en esta arquidiócesis, ahora le corresponde cumplir la misión de ser un ‘influencer’ de Dios”.

Valioso
“Decir Sí como María Santísima a esta historia de amor, es decir Sí a ser instrumentos para seguir construyendo en los barrios, colonias y aldeas, comunidades eclesiales de una iglesia en salida, misionera, capaz de abrazar y tejer nuevas relaciones con Jesús y María”.

Desafío
“La ordenación episcopal, es un acontecimiento de oración y fe, es el Señor quien asume a este hermano totalmente para que dé su servicio. Bienvenido a esta querida arquidiócesis, bienvenido a esta Tegucigalpa, bienvenido a la Conferencia Episcopal de Honduras que los recibe con brazos abiertos”.

Aprecio

“Querido Monseñor José Vicente, en el espíritu sinodal, está llamado a escuchar, deberá tener el oído abierto para escuchar la Palabra de Dios y tener la lengua valiente para comunicarla a sus fieles y denunciar el mal, la injusticia y promover entre todos el bien común”.

Encomienda
“Hoy le queremos encomendar a María Santísima, cuente siempre con mi oración y la de todo el santo pueblo de Dios, que la Virgen de Suyapa, que la Medalla Milagrosa, reina de los apóstoles, ruegue por usted y lo bendiga, que el ministerio que hoy inicia, se configure con Cristo, buen pastor”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí