Angelo Becciu, prefecto de Causas de los Santos, renuncia al cardenalato y a su cargo

De manera sorpresiva y con un breve comunicado, la Santa Sede anuncia que el Papa Francisco ha aceptado la renuncia del cardenal Angelo Becciu a su cargo y al cardenalato.

El purpurado deja de ser el prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y además deja también de ser cardenal. La Santa Sede no ha especificado el motivo de dicha renuncia, aunque en los últimos meses el cardenal se vio envuelto en una opaca operación inmobiliaria en Londres.

Antes de estar al frente de Causas de los Santos, monseñor Becciu, de 72 años, era el número 2 de Secretaría de Estado. Por lo tanto, al Cardenal Becciu ya no se le considera un cardenal elector.

En el canon 349 se afirma que “los Cardenales de la Santa Iglesia Romana constituyen un Colegio peculiar, al que compete proveer a la elección del Romano Pontífice, según la norma del derecho peculiar; asimismo, los Cardenales asisten al Romano Pontífice tanto colegialmente, cuando son convocados para tratar juntos cuestiones de más importancia, como personalmente, mediante los distintos oficios que desempeñan, ayudando al Papa sobre todo en su gobierno cotidiano de la Iglesia universal”.

Por lo tanto, al Cardenal Becciu ya no se le considere un cardenal elector.

En el canon 353, se señala que “los Cardenales ayudan todos ellos colegialmente al Pastor supremo de la Iglesia, sobre todo en los Consistorios, en los que se reúnen por mandato del Romano Pontífice y bajo su presidencia; hay Consistorios ordinarios y extraordinarios”.

“Al Consistorio ordinario se convoca al menos a todos los Cardenales presentes en la Urbe para consultarles sobre algunas cuestiones graves, pero que se presentan sin embargo más comúnmente, o para realizar ciertos actos de máxima solemnidad”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here