Edmundo Orellana, titular de la recién creada secretaría de Transparencia dio a conocer este día que, en el combate a la corrupción de este nuevo gobierno, se han planteado algunas metas, entre ellas, primar la transparencia y rendición de cuentas.  

Ante la promoción de supuestos contratos bajo la mesa, contrataciones directas y todo lo referente a la administración pública, las organizaciones de sociedad civil estarán como veedores y ante cualquier irregularidad, no dudarán en denunciar, afirma Carlos Sierra, miembro del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (CIPRODEH).   Estas políticas públicas que deben manejar el nuevo gobierno, también se refieren al nombramiento de altos funcionarios y la elección en segundo grado de autoridades estatales, avizora Karen Cis, de la Unidad de Análisis Político del COHEP.  

Durante esta semana, se estará impulsando una serie de conversatorios sobre la transparencia en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, con la presencia de diferentes sectores de la sociedad.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here