Santa Teresa de Ávila y su llamado a una vida auténtica para alcanzar la santidad

Cada 15 de octubre, la Iglesia nos propone recordar a una gran mujer, de carácter fuerte, con un gran testimonio de conversión y con la decisión de abandonar lo vano para enfocar su mirada en lo primordial.

En su tiempo, Santa Teresa de Jesús siente el impulso de una reforma, de un cambio en el modo de la vida contemplativa, un hecho que no es ajeno a las realidades actuales; dada la pandemia, muchas cosas han tenido que cambiar incluidas las formas de celebrar y vivir la fe, los modelos de oración y la acción misionera, un hecho que la santa plasmó en El Carmelo y en la Iglesia en general.

Recordada por tantos poemas que se convirtieron en verdaderos modelos de vida espiritual, pero su obra que más trascendió es el »Nada te turbe», que no solo fue asumido por la orden de Nuestra Señora del Carmen sino por todos los creyentes.

Compromiso
Los manuales, directrices o lineamientos que la santa deseo para la vida religiosa, también puede ser puesto en práctica para todo creyente, apelando al esfuerzo, al querer impregnarlo en la vida cristiana. Para la hermana Cruz Idalia Pérez, superiora de las Carmelitas Misioneras de Santa Teresa del Hospital El Carmen de Tegucigalpa, ‘’Santa Teresa de Jesús sigue siendo motivo de alegría, compromiso y gratitud a Dios. Su aporte de vida interior es camino a vivir el evangelio con autenticidad’’. Su doctrina, sus escritos y sus grandes experiencias espirituales, colocan a la reformadora de El Carmelo como un modelo de vida de oración, aunque complicado por lo que exige pero si se adentra en la riqueza ofrecida, se fomenta una relación inquebrantable con el Señor.

Camino
La primera doctora de la Iglesia sigue mostrando que la fe se fortalece con las obras concretas, fray Luis Martínez, provincial del Carmelo Teresiano de América Central, comparte que ‘’desde su experiencia nos va contando, ayudando en este itinerario de transformación de la persona en Dios, hasta alcanzar esa plena santidad’’. Fray Luis, quien además es hondureño y deja en alto el nombre del país, también diserta en que ‘’la doctrina de Teresa es sólida, eminente, un conocimiento y experiencia de Dios importante, un alto grado de santidad. Nuestra santa madre cuenta con ello dejándolo plasmado en las obras mayores como le conocemos, contando sus experiencias de vida, de vocación, mostrando un camino manifestado en la humanidad de Cristo’’. La vida monástica de Santa Teresa de Jesús es tan destacada porque aun siendo una religiosa de claustro, logra fundar en diversas zonas de España, propagando así lo que para ella fue, una oportunidad de acercar a más fieles a Dios, un ejemplo de cómo se puede hacer misión en tiempo de pandemia, donde no se puede visitar casa a casa ni realizar grandes jornadas pero donde la fuerza del Espíritu Santo, motiva a hacerlo de diferentes formas, aprovechando los medios disponibles. Con 50 años cumplidos de su doctorado, Santa Teresa de Jesús, es un fiel y arraigado ejemplo de cómo anunciar a Jesús en todo tiempo.

Para el 27 de septiembre 1970, el Papa Pablo VI ahora santo, la declaró como primera doctora de la Iglesia, dándole un título que prevalecía solo para los venerable hombres.

POEMA NADA TE TURBE
Nada te turbe, nada te espante, todo se pasa, Dios no se muda,
La paciencia todo lo alcanza; Quien a Dios tiene, nada le falta: Sólo Dios basta.

Eleva el pensamiento, al cielo sube, por nada te acongojes,nada te turbe.
A Jesucristo sigue con pecho grande, y, venga lo que venga, nada te espante.

¿Ves la gloria del mundo? Es gloria vana; nada tiene de estable, todo se pasa.
Aspira a lo celeste, que siempre dura; fiel y rico en promesas, Dios no se muda.

Ámala cual merece Bondad inmensa; pero no hay amor fino sin la paciencia.

Confianza y fe viva mantenga el alma, que quien cree y espera todo lo alcanza.
Del infierno acosado aunque se viere, burlará sus furores quien a Dios tiene.

Vénganle desamparos, cruces, desgracias; siendo Dios su tesoro, nada le falta.
Id, pues, bienes del mundo; id, dichas vanas, aunque todo lo pierda,
Sólo Dios basta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here