Santa Josefina Bakhita

Patrona de las víctimas de la esclavitud moderna

0
71

Nacida en la región de Darfur, en Sudán, quien siendo aún niña, fue raptada y vendida en diversos mercados africanos de esclavos, sufriendo dura cautividad. Al obtener la libertad, abrazó la fe cristiana e ingresó en el Instituto de Hijas de la Caridad.

Esta mujer era de la filosofía que la verdadera fortuna es conocer, amar y servir a Dios. El nombre “Bakhita” significa “afortunada”.

Bakhita es el nombre que recibió cuando fue secuestrada mientras que fue bautizada con el nombre de Josefina.

Al recibir el sacramento del bautismo esta dijo: “¡Aquí llegué a convertirme en una de las hijas de Dios!”. Se ha mencionado que no sabía cómo expresar su gozo y en su biografía cuenta que en el Instituto conoció cada día más a Dios.

Siendo el 17 de mayo de 1992 beatificada por Juan Pablo II, declarándose su fiesta el 8 de febrero. En esa ocasión el Papa reconoció que ella transmitió el mensaje de reconciliación y misericordia. Bakhita fué canonizada por S.S. Juan Pablo II el 1 de octubre del 2000.

Es considera como un símbolo de África, por su origen; del absurdo del racismo, por su negritud; de las mujeres maltratadas, por la violencia que padeció; de la fe de los pobres, pues su única posesión fue un crucifijo. Su vida es un signo de ya que posee el don de la universalidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here