San José un modelo de padre en medio las dificultades

Durante su vida tuvo que afrontar varios obstáculos para sostener a Jesús y a Santa María

Próximos a celebrar el Día del Padre en Honduras, es importante conocer la figura de San José, modelo de Papá y esposo. San José, al igual que la Virgen María, fue dócil al llamado de Dios y en una época difícil lo aceptó; no se opuso a la voluntad de Dios y se embarcó en la aventura de ser el padre de Jesús. Virtudes En San José muchos padres se pueden sentir identificados, así como pasa en la actualidad.

Él tuvo que afrontar la pobreza, el desplazamiento, condiciones adversas e inhumanas. Tuvo que ser fuerte y protector, no desistió y se mantuvo fiel ante la adversidad nuevamente y llevó a feliz término su tarea de esposo y padre mostrando cualidades como la perseverancia y la fortaleza. El Padre Wilson Canizales, indica que “Una de las actitudes principales en medio de esta tribulación es saber escuchar a Dios, saber escuchar lo que Jesús nos quiere decir al corazón”.

El presbítero considera que en esta crisis sanitaria que se está atravesando, tenemos que “saber escuchar a Dios y, sobre todo, saberle responder con prontitud. No debemos bajar la guardia, nuestra fe y mucho menos nuestras prácticas de piedad”. Modelo Algunos santos llaman a San José “Maestro de vida interior”, pues nadie mejor que él puede enseñarnos a tratar a Jesús y a su madre María. Sor Dirla Gúnera, misionera del Sagrado Corazón, recomienda que todos debemos imitar a San José, un hombre casto, justo y que, desde el silencio, enseña a vivir la paternidad.

“En el silencio podemos adentrarnos a orar como lo hacía el padre adoptivo de Jesús. El modelo de este santo nos impulsa a que, en medio de nuestros quehaceres cotidianos, podamos apartar momentos de silencio para meditar el misterio de Jesús, especialmente en esta Cuaresma y recordar el llamado de conversión que tenemos que vivir” dijo. Ejemplo En este mes estamos llamados a ser como San José, hombres y mujeres justos, respetuosos de la ley, trabajadores, humildes y enamorados de María.

San José, aceptando el llamado de ser esposo y padre, asumió responsablemente su rol y fue proveedor de las necesidades económicas, trabajando la madera como oficio, por esto es patrono de los trabajadores, pero también le enseñó a Jesús desde lo más básico como: hablar, caminar, comer, orar y trabajar; fue maestro del Maestro. Como dice San Juan Pablo II: “San José aportó en el crecimiento humano de Jesús en sabiduría, edad y gracia”.

Devoción Son muchos los cristianos que son devotos al padre de Jesús. Uno de ellos es Osman José Ávila, que hace un par de meses se convirtió en papá por primera vez. En su testimonio, él señala que su devoción a San José comienza por su nombre, ya que se llama José. Su abuela desde pequeño le enseñó que “Él siempre estuvo presente en la vida del niño Jesús”.

Su amor por el patrono de la Iglesia Universal se acrecienta por la formación recibida en la Iglesia y ahora como padre comprende que tiene que entregar toda su vida por su hijo, siguiendo el ejemplo de aquel varón justo que tomó por esposa a la Virgen María, para criar juntos al Salvador del Mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here