San José, un ejemplo de obediencia para la sociedad.

En el tercer día de la novena en honor a San José, padre y maestro de Jesús y padre de la Iglesia universal, se ha invitado a la feligresía a reflexionar sobre la obediencia.

Se presenta a San José, como un ejemplo de paternidad, reflexionando a este Santo como un gran ejemplo de obediencia social.

Obedecer es un acto de servicio de entrega, de solidaridad y de completa entrega al otro, señalado por el Padre Pablo Múnera, quien es formado del Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa.

https://www.facebook.com/187686528069460/posts/1822084074629689/?sfnsn=mo

San José, se da apertura a su libertad para servir a Dios, siendo un acto de alegría con valentía, siguiendo la voluntad del mismo Señor.

“Obedecer es sumergible al amor infinito del amor de Dios y eso vale la vida y más que la misma vida”; continuó resaltando el formador de vocaciones en la Arquidiócesis de Tegucigalpa.

De igual manera se reflexionó sobre el deseo de poder, los lujos y modas que imperan hoy en día dentro de la sociedad, resaltando que el mundo mira e interpreta todo al revés, teniendo una inclinación desmedida al tener altos cargos, los innumerables títulos, lo que da paso a desacreditar la obediencia.

https://www.facebook.com/187686528069460/posts/1822047154633381/?sfnsn=mo

“Hemos reducido el amor, a los afectos transitorios, lo hemos reducido a la manipulación afectiva, al punto de creer que el amor se puede comprar, con el dinero, con el poder, con los objetos caros, pensado que el amor es lo más caro”, reflexionaba el padre Pablo Múnera.

La obediencia lleva la etiqueta del sometimiento y por tanto la carencia de libertad y autonomía, la sociedad de hoy no forma a nadie para la obediencia sino para el poder, para ser reconocidos socialmente, resaltando los títulos, la posición económica, el don de mando, la voz fuerte y el estilo arrogante.

https://www.facebook.com/suyapamedios.hn/videos/187078426262580/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here