Renovación y perseverancia, dos de los frutos espirituales de Pascua

Lo vivido en la Cuaresma y Triduo Pascual, aportan mucho para obtener las bondades que el tiempo de resurrección otorga al cristiano

0
19

Los textos bíblicos evidencian cómo a los apóstoles la Resurrección del maestro provocó grandes cambios, una comprensión más abierta del plan salvífico y el ímpetu para anunciar este acontecimiento. Esto mismo sucede en la actualidad con diferentes circunstancias, pero rogando por un impacto positivo de manera espiritual.

Potenciar

La experiencia de la Pascua cala de manera honda en el cristiano. Esto lo reafirma Doris García, feligresa de la Parroquia Cristo Rey Santa Cruz al mencionar que “El amor y el perdón son dos frutos vitales de la Pascua. El amor porque es el pasaporte necesario para poder entrar al cielo y el perdón porque me empuja a las dos vertientes de la vida cristiana”.

El ejemplo de Cristo al entregarse en el madero invita en este tiempo de gozo a imitarle, así lo expone Douglas Velásquez, músico evangelizador católico, quien además comenta que “El fruto más importante es la caridad, esa que está latente en el mensaje del Señor Resucitado, una invitación a donarnos, a entregarnos por y para los demás”.

Empatía

Uno de los grandes ejemplos del Señor, es la cercanía antes de su Pasión y su Resurrección, por lo que la hermana Nyzelle Dondé, coordinadora de la Pastoral de Movilidad Humana, opina que “Con la Pascua suplicamos a Dios los frutos de la cercanía, ayuda mutua del cuidado y compasión para las personas en situaciones de vulnerabilidades, especialmente a los preferidos de Dios: las viudas, los huérfanos y extranjeros”.

Esta preocupación por quienes menos tienen se traslada a modo de petición por la religiosa al decir “pedimos para las autoridades, que bajen los niveles de corrupción, impunidad, extorsión para que todos puedan tener acceso al bien común”. Sor Nyzelle concluye diciendo que “renovación, esperanza y alegría son los tres pilares que conforman los frutos pascuales”.

Tiempo preparatorio

La cincuentena de la Resurrección ayuda a contemplar la gloria de la victoria del Señor sobre la muerte y el pecado, además de preparar el corazón para la Solemnidad de Pentecostés, donde también surgen frutos y dones gracias a la efusión del Espíritu Santo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here